Publicado en La Guía Fácil, Relaciones

Tip 11: Sé amable ¡El mundo será mucho mejor!

La Guía Fácil: 50 tips para Mejorar tus Relaciones” by Antonio Fuentes

Gente Feliz

¿Por qué nos cuesta tanto ser amables? ¿Será que desde pequeños no nos han enseñado a apreciar el valor de todas y cada una de las personas que conocemos, que no estamos dispuestos a comportarnos amablemente si antes no han sido amables con nosotros o que desconocemos los importantes beneficios que origina la amabilidad tanto para el que la recibe como para el que la practica?

La amabilidad es una cuestión de supervivencia humana. Sin comportamientos amables, el mundo se convierte en una prisión oscura y solitaria para cada uno de nosotros.

Está claro que nadie se levanta una mañana y decide que, de ahí en adelante, será una persona amable. La amabilidad, según afirma Gary Chapman, terapeuta y autor del libro “Amar. Una nueva forma de vida“, se desarrolla con el tiempo, cuando abrimos el corazón y la mente para convertirnos en personas que expresan amor.

update-1672356_640

Beneficiate de la amabilidad

Comportarse amablemente reporta numerosos beneficios, tanto mentales como emocionales, pues las acciones amables liberan endorfinas, los analgésicos naturales del cuerpo.

De hecho, el sentimiento de euforia y la paz subsiguiente al realizar una acción amable es algo tan común que recibe el nombre de “embriaguez de la persona que ayuda”.

Las acciones amables hacen retroceder los sentimientos de depresión, hostilidad y aislamiento; y está comprobado que preocuparse por los demás de manera positiva, mejora el sistema inmunológico.

Actuar con amabilidad aumenta el sentimiento de valía personal, el optimismo y la satisfacción en general.

Te invito a disfrutar del siguiente vídeo, seleccionado para ti con todo mi cariño y con un mensaje muy sencillo pero clarito clarito:

Un gesto amable, hace la diferencia

Cada día de nuestra existencia podemos hacer la diferencia. Si hoy no estuviste de humor o te complicaron demasiado el día, intentalo al siguiente día… ¡Vamos, hagamos la diferencia!

 

Portada_FB

Recuerda: ¿Puedes? ¡Ponte a Ello!, ¿No puedes? ¡Te Ayudo!

Ahora, aporta tu granito de arena y cambia para cambiar el mundo: Comparte, comenta, suscríbete, reflexiona, actúa…¡Haz algo!

¡Saludos y Energía Positiva!

Publicado en Blog amigo, Guest Blogger, Relaciones

Manos que no dais, qué esperáis

Jéssica Buelga nos vuelve a tocar mucho las narices, pero muy elegante y constructivamente: ¡Vivir es servir y servir es vivir! Más a mi estilo, ya me conoces, “Aporta o aparta”.

Post original de Jéssica Buelga:

Este post no pretende ser una lección moral, sino una reflexión personal sobre lo que considero básico en la vida: dar, aportar y sumar, para poder esperar recibir. Si has tomado algún café conmigo, hemos conversado o compartido alguna formación, no será algo que te sorprenda pues es un tema que surge muy a menudo en mi entorno.

Siempre he sostenido que el refranero popular y la figura de los abuelos, atesoran una inmensa sabiduría. Y el paso del tiempo se está encargando de darme la razón, te explico porqué pienso así…

Mi abuela, casi analfabeta por tener que trabajar desde bien niña, siempre ha sido muy refranera. No puedo citar todos los refranes que me ha dicho a lo largo de mi vida, siempre perfecta y dolorosamente situados en el marco espaciotemporal. Pero sí me gustaría hablarte de uno de ellos, que cada día cobra más sentido para mí: “Manos que no dais, qué esperáis”.

Me han educado en el agradecimiento como muestra de reconocimiento y estima hacia alguien, dado su servicio de ayuda hacia ti. Por lo tanto, para mí, agradecer es tan natural como saludar, despedirse o pedir disculpas. Lo cual choca con lo que me he ido encontrando a lo largo de la vida, y mucho más en estos últimos tiempos.

Intentaré centrarme en el mundo laboral, pues este tema a nivel personal es mucho más doloroso de lo que parece… En estos últimos años, donde la competencia ha aumentado y el mercado laboral está tan agitado, he vivido y presenciado situaciones de auténtica supervivencia. Y a pesar de haber tenido tentaciones, siempre me he mantenido firme en la convicción de que si das, recibirás. Y si no es así, al menos lo has hecho según tus creencias y eso te hace ser mejor persona, pues incluso dar sin esperar nada a cambio, te hace mejor, mucho mejor.

Te hablo de derivar proyectos a compañeros/conocidos en el caso de no puedas (o no sepas) desarrollarlos tú, me refiero a ayudar a alguna empresa o colega a buscar un perfil determinado entre tus contactos. Estoy hablando de crear puentes entre personas con tan solo una llamada o un mail para facilitarles la vida cuando a ti a penas te supone un minuto. Y te preguntarás ¿y tú que ganas? Pues gano y mucho más de lo que pueda parecer…

Lo que inicialmente es gratuito, se te devuelve: no siempre en el tiempo y forma que esperas, pero vuelve, créeme.

Te voy a contar 7 trucos infalibles que te harán mejor profesional y persona, ya que en el fondo es indivisible:

– Cuando veas una oferta de empleo para la que no cumples requisitos, pero sí conoces a alguien que los cumpla: pásale la información. Quizás esa persona haga lo mismo contigo mañana, y si no es así, dormirás tranquilo.

– Cuando estés en una sala de espera para ser entrevistado, relaciónate y sé amable con quienes están presentes (siempre y cuando percibas intención por su parte de querer comunicarse). Hace que el tiempo y los nervios se vean de otra forma y nunca se sabe con quién puedes estar hablando.

– Ante un trabajo que no puedas realizar por agenda o por falta de conocimientos, piensa en algún contacto de confianza que pueda hacerlo y ofréceselo. Tranquilo, no estás abriendo la puerta al enemigo, sino creando nuevas alianzas.

– Cuando alguien te pregunte si conoces algún profesional que domine algún tema ajeno a tí, piensa y estrújate bien el coco. Seguro que conoces alguno, y si haces que se conozcan, habrás solucionado el problema de dos personas de un plumazo y de paso, habrás afianzado relaciones.

– Cuando tu “competencia” tenga éxitos merecidos y haga las cosas bien: felicítales, dales la enhorabuena. Eso te honra, y además de mostrar humildad, estás siendo coherente con tus principios.

– Cuando algún colega publique temas interesantes o posts de calidad en las redes sociales: no esperes ni un momento para difundirlo. Si es bueno y lo difundes, tu criterio y tu marca personal, también lo serán. (Esto puede ocurrirte a pesar de que tu colega, sea insoportable…).

– No bloquees a los que consideras “competencia” profesional: deja que todos vean lo que sabes hacer y dales la oportunidad de generar debate. Con ello mostrarás apertura, flexibilidad y, sobre todo, seguridad en lo que haces y la imagen pública que proyectas.

Para finalizar con buen sabor de boca, y a pesar de haber vivido esta situaciones desagradables que comentaba, también me he encontrado con personas maravillosas que me han facilitado participar en proyectos interesantes, que han confiado y han creído en mí. Compañeros que me han recomendado y me han tenido presente en muchas ocasiones, personas con la que se han creado vínculos que van más allá de lo meramente profesional…

A todas ellas GRACIAS INFINITAS!!! Todo lo que he recibido es inmensamente mayor que lo dado. De ahí que crea a ojos cerrados tanto en el refrán de “Manos que no dais, qué esperáis” como en el de “Es de bien nacidos, ser agradecidos”.

 

Publicado en Guest Blogger

¿Quién la tiene más larga?

¿Eres consciente que tu percepción de la realidad no es “La Realidad”?
¿Quién es el dueño de tus emociones, ilusiones y decisiones?
¿Te valoras realmente? Y en caso contrario ¿Cuándo te propones cambiar tus percepciones negativas?

motiv A R T E. El blog de Concha Zancada

¿No te has encontrado en alguna discusión en la que como espectador o protagonista no se llegan a adoptar acuerdos? ¿Cuánto de absurdo hay por discutir por los partidos políticos o los deportivos? ¿Existen discrepancias en tu entorno personal o profesional respecto a temas? Seguro que piensas que tienes la razón, que tu realidad es la verdadera. Últimamente he presenciado discrepancias virtuales y me quedé con la sensación de que más que querer

Ver la entrada original 382 palabras más

Publicado en Desarrollo, Psicología Individual

¡Sacar polvo de lo mojado!

chica enfadada

No somos responsables de las emociones, pero sí de lo que hacemos con ellas”.

Jorge Bucay

La expresión que da título a este post es muy popular en la provincia de Córdoba (Andalucía, España) y se utiliza para señalar que alguien, a pesar de aparentes o reales circunstancias adversas, es capaz de reaccionar positivamente a los acontecimientos cotidianos y valorar lo agradable (“sacar el polvo”) de lo en principio desagradable (“de lo mojado”). También sugiere una conducta activa y operativa, “hacer algo”, ante las posibles adversidades. Si, así es, la sabiduría popular ya conocía y conoce el significado de la “resiliencia”, hoy tan de moda.

De eso quiero hoy, en este post, reflexionar contigo, de aprender a dominar los nervios, de cómo tratar siempre de no desperdiciar energía ni emociones en cosas de poca monta.

Para vivir en paz con tus nervios, lo primero que tienes que hacer es enterarte bien del modo como ellos acostumbran a jugarte malas pasadas. El Auto-Conocimiento es fundamental!

Con frecuencia me veo en la necesidad de decir a un paciente mío, dominado por la preocupación: “Tú no tienes ningún mal serio, tus síntomas se deben a tus nervios”. Y él me replica: “Pero ¿por qué me molestan así?”. A esto me refiero!

A menudo, los más aflictivos períodos nerviosos se presentan después de alguna experiencia molesta: una noche de desvelo, un día de mucho trabajo, hacer frente a una obligación laboral desagradable, una discusión por asuntos de dinero con un miembro de tu familia, etc. Fácilmente se comprende por qué los nervios de estas personas se encuentran tensos y listos para alborotarse.

Sin embargo, hay veces en que la tempestad estalla en un cielo claro y soleado.

Una paciente extremadamente nerviosa me cuenta que lleva una vida tranquila, tiene una buena salud física, está casada con un hombre cariñoso, disfruta de una cómoda situación económica, sus hijos son educados y buenos estudiantes y no tiene preocupación real de ninguna clase. ¿Por qué entonces suele tener días en que se siente intranquila, terriblemente agotada, deprimida o aprensiva?

Generalmente, en casos como ése he hallado una marcada nerviosidad en la familia del paciente. Supongamos que tú has heredado (genética o educacionalmente) de tu padre un genio irascible o, por el lado de tu madre, tendencia a preocuparte por todo. No puedes librarte completamente de esas inclinaciones, pero si puedes aprender a controlarlas para vivir mejor a pesar de ellas.

Alguien dijo una vez que los parientes nos fueron dados para mostrarnos cómo no debemos ser ni proceder, y los amigos para lo contrario.

Pareja-discutiendo

Aprende a conservar tu sistema nervioso tan equilibrado como sea posible, con la ayuda de una buena higiene mental. Por tal entiendo vivir cuerdamente con “sentido común”, proporcionándonos las debidas horas de descanso, teniendo hábitos de vida saludables, manteniendo relaciones personales adecuadas, realizando actividades recreativas enriquecedoras, organizando por prioridades nuestro ejercicio profesional y social, teniendo siempre una ilusión o un reto, etc.

Un ejemplo, para muchas personas las vacaciones suelen ser tan agitadas que en realidad no les proporcionan descanso ni les permiten acumular o recargar energía. ¿Te suena?

Buen número de personas nerviosas consumen su energía en actividades de importancia secundaria. Ponen mucha energía y mucha reflexión en cosas que otros hacen automáticamente. Es ésta la razón de que a algunos les rinda tan poco el trabajo y se cansen tanto con lo poco que hacen.

Doy a menudo con personas que desperdician energías en conflictos innecesarios, especialmente consigo mismas. Están llenas de resentimientos, animosidades, odios, celos, envidias. ¡Feliz quien puede pasar por la vida tranquilamente, ni irritable ni quisquilloso, ni impaciente ni propenso a la ira! Es sencillamente maravilloso cuánto aprovecha este método de vida, tolerante y educado, al sistema nervioso y admirable cuánta energía deja libre para el trabajo útil.

Si queremos conservar en calma los nervios, no debemos alimentar resentimientos, ni celos ni dejarnos tentar por la envidia. En todo tipo de relaciones, personales o profesionales, encuentra uno personas envidiosas que gastan más tiempo tratando de echar hacia atrás a los que van delante, que el que emplean en estudiar y trabajar para ayudarse a sí mismas. ¡Cuanta energía desperdician y cuanto daño causan a sus nervios! He visto arruinada la salud de un paciente por causa de emociones de esa clase.

Una de las más grandes maldiciones de la vida actual, y una de las más grandes causas de nerviosidad, es la de trabajar en constante tensión. Los que padecemos de tensión nerviosa, casi podríamos curarnos aprendiendo a “serrar y no más”. No nos ocupemos sino de la tarea que tenemos delante y llevémosla a cabo sosegadamente.

Bien haremos todos en aprender a vivir cada día como si estuviera confinado en una especie de compartimento, sin llorar por las equivocaciones del ayer ni estar haciéndoles constantemente la autopsia, y sin preocuparnos obsesivamente por el mañana. De este modo puede una persona trabajar con eficiencia. Cuanto necesita entonces es hacer pronto y tan bien como le sea posible la tarea que tenga entre manos. Conveniente es también disciplinarnos  en acometer sin vacilaciones toda faena difícil y terminarla. No hay que dejarla para mañana. Las personas nerviosas pierden el ánimo cuando posponen un trabajo que debe ser hecho.

Lo mismo puede decirse de la indecisión. Las personas nerviosas podrían ahorrarse mundos de energía, que ahora desperdician, con sólo que aprendieran a tomar determinaciones rápidas y atenerse a ellas.

Un estupendo sistema de economizar energía es lo que William Osler aconseja y que él llama “quemar tu propio humo”. Quiere decir que no debemos incurrir en el desdichado hábito de llevar a los demás nuestras contrariedades, aflicciones y molestias.

Otra indicación que hallamos en las enseñanzas de Osler es el cultivo de la ecuanimidad y la serenidad. Debemos aprender a no alterarnos demasiado por los alfilerazos, ni aún por los grandes golpes, de la vida. Hay que aprender a tomarlos sin dejar que alteren nuestras actividades regulares.

Como dijo un escritor tan acertada y sabiamente:

“¡Oh, Dios mío! Concédeme serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar las que puedo, y sabiduría para diferenciarlas”

 

Portada_FB

Saludos y Energía Positiva!

¿Te ha gustado? Comparte

¿Quieres recibir más post como este? Suscribete

¿Quieres saber cómo puedo ayudarte? Contacta y hablamos

 

Publicado en La Guía Fácil, Relaciones

Tip 2: Potencia tu Inteligencia Social para relacionarte de forma positiva

Portada_FB

Aunque hasta hace bien poco se hablaba de la inteligencia como algo único, medible mediante pruebas y tests, ahora el concepto de inteligencia ha cambiado, ya no está restringido a una sola capacidad, la mental.

Los expertos hablan de diez tipos de inteligencia: Creativa, Personal, Espiritual, Física, Sensorial, Sexual, Numérica, Espacial, Verbal y Social.

Precisamente esta última, la Inteligencia Social, es importantísima para establecer y mantener unas buenas relaciones.

La Inteligencia Social define nuestra habilidad para relacionarnos de forma positiva y cordial con los seres más diversos y complejos del planeta: Los humanos.

Cuando somos socialmente inteligentes, tenemos capacidad para entender y apreciar las diferentes personalidades de la gente que nos rodea, les aceptamos, comprendemos sus motivaciones y sabemos actuar de forma que se sientan a gusto con nosotros.

update-1672356_640

Socialízate!

Participa en actos sociales y eventos culturales diversos, acércate a personas de otras culturas o religiones, haz preguntas, comparte tus conocimientos y aprende de otras formas de vida.

Así, podrás incorporar a tu vida nuevos puntos de vista y enseñanzas prácticas.

Es una manera agradable y eficaz de potenciar tu Inteligencia Social.

 

Te invito a disfrutar del siguiente vídeo, realizado por mi mismo con todo el cariño:

La Guía Fácil: Tip 2_Potencia tu Inteligencia Social

 

Portada_FB

Saludos y Energía Positiva!

¿Te ha gustado? Comparte

¿Quieres recibir más post como este? Suscribete

¿Quieres saber cómo puedo ayudarte? Contacta y hablamos

Publicado en Guest Blogger

¿Te comportas como un tigre o como un colibrí?

Las estrellas brillan por ti

colibri.png Esta es mi opción, ¿y la tuya?

Artículo publicado por Carmen Prada

Hoy no voy a comenzar con una cita célebre o una de esas que vienen de la mente de “servidora”, pues no, hoy quiero hacerlo con un personaje público que me gusta escuchar por su sabiduría de vida, que es inmensa, y por su interior con grandes valores humanos. Es el famoso actor  Antonio Banderas, cuando hace unas semanas en una emisora de radio recordó una anécdota que da pie al tema que hoy quiero tratar.

El malagueño explicaba que un día se le acercó un individuo para felicitarle en la fiesta de celebración de los premios Oscar, y le dijo: “¿sabes quién soy?” Banderas no le conocía, así que  el chico le dijo que era el fundador de Uber, una de las empresas más exitosas de los últimos años, y le confesó que se había caído una…

Ver la entrada original 673 palabras más