Publicado en Desarrollo, La Guía Fácil, Mis Cosas, Psicología Individual, Psicología Social

¡Estimado amigo y/o seguidor… Nos vemos por otros lares y te espero!

AF_web_torsoinclinado

HOW TO DO WHAT YOU WANT TO DO

O ¿Cómo hacer lo que te propones…y no morir en el intento?

Pues bien, mi querido amigo y/o seguidor, no te he abandonado, o no demasiado creo; simplemente he cambiado de espacio, de hogar, y he estado decorando mi nuevo espacio que ahora es mucho más mi hogar y al que, desde luego, estás invitado para hacerme compañía y seguir disfrutando juntos de “nuestras cosas”:

https://antoniofuentescoach.es/

Efectivamente; me propuse tener una web rica y jugosa, muy personal pero con un menú para todos, sostenible y enriquecedora, innovadora y cercana…¡Pues ya la tengo!

En mi nuevo hogar encontrarás aquellos tips de “La Guía Fácil: 50 Tips para Mejorar tus Relaciones” que te gustan tanto (¡Ya vamos por el 40!), pero también puedes encontrar muchas otras cosas: Quién soy, a qué me dedico, cómo funciono, cuáles son mis valores y también pongo a tu disposición muchos recursos gratuitos y otros re-cursos de pago.

¡Te invito a visitarme y conocerme!

Aquí te dejo un vídeo que grabé para guiar a mis amigos a través de mi nueva web:

Publicado en Guest Blogger, Psicología Individual

13 características de las personas felices

chica feliz

Original by Antonio Pérez Leal en http://www.nuecesyneuronas.com/blog/

En el año 1955, el psicólogo cognitivo estadounidense Albert Ellis desarrolló un modelo de intervención psicoterapéutica, con el objetivo de cambiar aquellas creencias irracionales que nos generan infelicidad, induciendo un cambio racional y conductual. La finalidad era poder provocar un cambio tanto en las creencias como en las emociones de los pacientes, por ello a este modelo terapéutico acabó por llamarle Terapia Racional Emotiva Conductual.

Este modelo de intervención se engloba en un marco filosófico que propone trece principios que contribuyen a promover la felicidad y disminuir la angustia y el sufrimiento. Atendiendo a este paradigma, podemos considerar que las personas con mayor sentimiento de felicidad serán aquellas que presenten un mayor número de estos principios en sus rasgos de personalidad.

Los principios que se propusieron fueron los siguientes:

  1. Autodirección: Una actitud saludable requiere responsabilizarnos de dirigir y gobernar nuestras propias vidas sin exigir la responsabilidad, la atención o el apoyo de los demás.
  2. Interés por uno mismo: Aunque vaya en contra de los que nos han intentado inculcar, el interés por uno mismo debe ser superior al interés que se preste a los demás. Tendemos a ver a madres cuya dedicación completa va dirigida a sus hijos, o personas que se desviven por su pareja; no obstante debemos tener en cuenta que si no cuidamos de nosotros y no hacemos por sentirnos bien, no podremos cuidar de los demás.
  3. Interés social: El punto anterior no significa que debamos despreocuparnos de los demás. Las personas que suele ser más felices, suelen preocuparse por defender y respetar los derechos de la gente que les rodea. Esto les ayuda a evitar sentir sentimientos de culpabilidad y favorece unas relaciones sociales saludables.
  4. Compromiso creativo: Hace referencia a la adquisición de un compromiso con nuestro entorno social y la implicación en proyectos ajenos que nos permitan desarrollar y poner en práctica nuestra creatividad.
  5. Aceptación de la incertidumbre: La excesiva obsesión de control puede hacernos profundamente infelices. Es necesario que aceptemos que muchas cosas no dependen ni dependerán de nosotros. Ser capaces de aceptar aquello que no podemos evitar ni controlar nos permitirá adoptar un sentimiento de tranquilidad. La práctica del mindfulness puede resultar muy útil para desarrollar esta faceta de la personalidad.
  6. Autorresponsabilidad: Resulta imprescindible aceptar la responsabilidad sobre nuestros propios pensamientos, emociones y conducta. Debemos evitar atribuir a causas externas nuestro malestar emocional en la totalidad de las situaciones.
  7. Flexibilidad: Este principio hace referencia a la adquisición de habilidades que nos permitan hacer frente a la adversidad. Como dijo el filósofo naturalista y científico evolucionista Charles Darwin, la especie que sobrevive no es la más fuerte ni más inteligente, sino la que mejor se adapta al cambio.
  8. Autoaceptación: Aceptarse uno mismo es esencial para adquirir una conducta saludable. La falta de aceptación proyecta una imagen negativa de nosotros mismos, lo cual dificultará que los demás nos respeten.
  9. Hedonismo en sentido amplio: Consiste en procurar la búsqueda del bienestar evitando las situaciones dolorosas. Pero para ello no siempre se acude a las gratificaciones inmediatas, sino que no se renuncia al placer presente por temor a lo que pueda ocurrir en el futuro, ni se renuncia al bienestar futuro por las adversidades que se estén afrontando en el presente.
  10. Pensamiento científico: Los individuos sanos emocionalmente suelen ser objetivos, racionales y con pensamiento científico. Justificar determinadas situaciones o sucesos con frases como «habrá ocurrido por algo», «el destino lo querrá así», «habrás atraído eso a tu vida con tu forma de pensar» o «lo hice porque yo soy así», además de restarnos poder para cambiar o mejorar determinadas cosas, nos hacen creer que todo tiene que tener un significado, lo cual nos hace sentir frustración cuando no llegamos a entender cuál puede ser éste.
  11. Tolerancia a la frustración: Debemos tomar conciencia de que todos podemos equivocarnos. Saber aceptar un error, hacer lo posible por mejorar o prolongar una recompensa en el tiempo, es imprescindible para poder llevar a cabo proyectos importantes a largo plazo o mantener relaciones que merezcan la pena.
  12. Asumir riesgos: Como son conscientes de que pueden cometer errores, las personas más felices suelen correr riesgos pero sin llegar a ser temerarios. Tratan de buscar el equilibrio entre el riesgo asumido y la cantidad de beneficios que pueden llegan a lograrse.
  13. Evitar la búsqueda de la utopía: Las personas sanas a nivel emocional saben que la utopía es inalcanzable y no se dejan absorber por la fantasía de alcanzarla. Por ese motivo suelen estar preparados para afrontar adversidades o situaciones dolorosas.

Desde Nueces y Neuronas esperamos que estos principios os resulten útiles para identificar aquellos aspectos de vuestra personalidad que debéis reforzar o mejorar.

Publicado en La Guía Fácil, Psicología Individual

Tip 8. No seas rencoroso o acabarás siendo un amargado

La Guía Fácil: 50 tips para Mejorar tus Relaciones” by Antonio Fuentes

chico con dudas

Gran parte de nuestro malestar emocional viene dado por el lugar exagerado que damos a las emociones hostiles: Rencor, resentimiento, envidia…

Con frecuencia, van a más porque necesitamos tener razón para poder sentirnos bien: “Si tiene la culpa, debe ser castigado“.

En otros casos, revelan una cierta intolerancia hacia los defectos del género humano, que nos hace ver el mundo y sus habitantes de un modo cínico: “¿Quién se creera que es?

La falta de benevolencia puede convertirnos en seres amargados, incapaces de ver más allá de nosotros mismos y hasta considerarnos el centro del universo.

Con los años, acumulamos un pesado equipaje de agravios, decepciones, equivocos y fracasos. Esta carga negativa puede cerrar el paso a iniciativas nuevas!

Imaginemos que nuestro espíritu fuera un globo que lleva demasiado peso y empieza a perder altura. ¿Qué hariamos? Evidentemente, soltar lastre para retomar el vuelo.

update-1672356_640

¡No culpes a los otros!

Somos responsables de lo que sucede en nuestra vida y, por tanto, no podemos culpar a los otros de nuestros fracasos o problemas.

Adoptar una postura victimista supone delegar en los demás el desarrollo de nuestra propia vida; es dejar en sus manos nuestro propio protagonismo.

Recuerda: ¡Tú Puedes!

Te invito a disfrutar del siguiente vídeo, realizado para ti con todo mi cariño:

La Guía Fácil: Tip 8_No seas rencoroso

Portada_FB

¿Te ha gustado? Comparte, por favor! Puedes ayudar a alguien!

¿Quieres recibir más post como este? Suscribete al blog o a mi canal en YouTube.

¿Quieres saber cómo puedo ayudarte?

Contacta y hablamos, seguro que nos ponemos de acuerdo.

Saludos y Energía Positiva!

Publicado en Guest Blogger, Psicología Individual

Haz silencio y escúchate

No sé si te has percatado de ello, pero en ocasiones da la sensación de que conocemos más a las personas con las que nos relacionamos que a nosotros mismos, y eso es porque por distintos motivos estamos más pendientes de sus movimientos que de los nuestros propios.

Las estrellas brillan por ti

9dccea8c2f70d40051b87dce789ff7dcArtículo publicado por Carmen Prada

Hoy no voy a comenzar con ninguna cita, ni de alguien ilustre ni mía propia. Prefiero ir directamente al grano.

Si alguna vez te has propuesto entender los diversos comportamientos de las personas que te rodean, me atrevería a decirte que ¡no lo intentes! Y que conste que no es para desanimarte, pero las personas somos seres demasiados complejos…

Siempre me he considerado una defensora acérrima de pararnos y buscar esos momentos de soledad íntima, con el propósito de hallar en nuestro interior respuestas a preguntas que prácticamente todos nos deberíamos hacer, a la vez que defiendo esta circunstancia como un crecimiento y desarrollo para con nosotros. Soy consciente que llegar a interiorizar en nosotros mismos, y encontrar respuestas que quizá no sean de nuestro agrado, puede llegar a resultar doloroso y en ocasiones difícil de asimilar.

El día a día nos hace olvidarnos…

Ver la entrada original 642 palabras más

Publicado en Guest Blogger, Psicología Individual

Asumir

La Comunicación Intrapersonal está sujeta a fallos y bloqueos, como lo están la Comunicación Somática y la Comunicación Social. Es clave ubicar bien el papel de las emociones en la Comunicación Intrapersonal y para ello es fundamental trabajar profundamente varios procesos: Autoconocimiento, Autoconcepto, Autoaceptación y Autoregulación. Todo ello para ser luego exitosos en las relaciones humanas!

El Ático del Alma

asumir-foto

Asumir

Ver la entrada original 205 palabras más

Publicado en Desarrollo, Psicología Individual

¡Sacar polvo de lo mojado!

chica enfadada

No somos responsables de las emociones, pero sí de lo que hacemos con ellas”.

Jorge Bucay

La expresión que da título a este post es muy popular en la provincia de Córdoba (Andalucía, España) y se utiliza para señalar que alguien, a pesar de aparentes o reales circunstancias adversas, es capaz de reaccionar positivamente a los acontecimientos cotidianos y valorar lo agradable (“sacar el polvo”) de lo en principio desagradable (“de lo mojado”). También sugiere una conducta activa y operativa, “hacer algo”, ante las posibles adversidades. Si, así es, la sabiduría popular ya conocía y conoce el significado de la “resiliencia”, hoy tan de moda.

De eso quiero hoy, en este post, reflexionar contigo, de aprender a dominar los nervios, de cómo tratar siempre de no desperdiciar energía ni emociones en cosas de poca monta.

Para vivir en paz con tus nervios, lo primero que tienes que hacer es enterarte bien del modo como ellos acostumbran a jugarte malas pasadas. El Auto-Conocimiento es fundamental!

Con frecuencia me veo en la necesidad de decir a un paciente mío, dominado por la preocupación: “Tú no tienes ningún mal serio, tus síntomas se deben a tus nervios”. Y él me replica: “Pero ¿por qué me molestan así?”. A esto me refiero!

A menudo, los más aflictivos períodos nerviosos se presentan después de alguna experiencia molesta: una noche de desvelo, un día de mucho trabajo, hacer frente a una obligación laboral desagradable, una discusión por asuntos de dinero con un miembro de tu familia, etc. Fácilmente se comprende por qué los nervios de estas personas se encuentran tensos y listos para alborotarse.

Sin embargo, hay veces en que la tempestad estalla en un cielo claro y soleado.

Una paciente extremadamente nerviosa me cuenta que lleva una vida tranquila, tiene una buena salud física, está casada con un hombre cariñoso, disfruta de una cómoda situación económica, sus hijos son educados y buenos estudiantes y no tiene preocupación real de ninguna clase. ¿Por qué entonces suele tener días en que se siente intranquila, terriblemente agotada, deprimida o aprensiva?

Generalmente, en casos como ése he hallado una marcada nerviosidad en la familia del paciente. Supongamos que tú has heredado (genética o educacionalmente) de tu padre un genio irascible o, por el lado de tu madre, tendencia a preocuparte por todo. No puedes librarte completamente de esas inclinaciones, pero si puedes aprender a controlarlas para vivir mejor a pesar de ellas.

Alguien dijo una vez que los parientes nos fueron dados para mostrarnos cómo no debemos ser ni proceder, y los amigos para lo contrario.

Pareja-discutiendo

Aprende a conservar tu sistema nervioso tan equilibrado como sea posible, con la ayuda de una buena higiene mental. Por tal entiendo vivir cuerdamente con “sentido común”, proporcionándonos las debidas horas de descanso, teniendo hábitos de vida saludables, manteniendo relaciones personales adecuadas, realizando actividades recreativas enriquecedoras, organizando por prioridades nuestro ejercicio profesional y social, teniendo siempre una ilusión o un reto, etc.

Un ejemplo, para muchas personas las vacaciones suelen ser tan agitadas que en realidad no les proporcionan descanso ni les permiten acumular o recargar energía. ¿Te suena?

Buen número de personas nerviosas consumen su energía en actividades de importancia secundaria. Ponen mucha energía y mucha reflexión en cosas que otros hacen automáticamente. Es ésta la razón de que a algunos les rinda tan poco el trabajo y se cansen tanto con lo poco que hacen.

Doy a menudo con personas que desperdician energías en conflictos innecesarios, especialmente consigo mismas. Están llenas de resentimientos, animosidades, odios, celos, envidias. ¡Feliz quien puede pasar por la vida tranquilamente, ni irritable ni quisquilloso, ni impaciente ni propenso a la ira! Es sencillamente maravilloso cuánto aprovecha este método de vida, tolerante y educado, al sistema nervioso y admirable cuánta energía deja libre para el trabajo útil.

Si queremos conservar en calma los nervios, no debemos alimentar resentimientos, ni celos ni dejarnos tentar por la envidia. En todo tipo de relaciones, personales o profesionales, encuentra uno personas envidiosas que gastan más tiempo tratando de echar hacia atrás a los que van delante, que el que emplean en estudiar y trabajar para ayudarse a sí mismas. ¡Cuanta energía desperdician y cuanto daño causan a sus nervios! He visto arruinada la salud de un paciente por causa de emociones de esa clase.

Una de las más grandes maldiciones de la vida actual, y una de las más grandes causas de nerviosidad, es la de trabajar en constante tensión. Los que padecemos de tensión nerviosa, casi podríamos curarnos aprendiendo a “serrar y no más”. No nos ocupemos sino de la tarea que tenemos delante y llevémosla a cabo sosegadamente.

Bien haremos todos en aprender a vivir cada día como si estuviera confinado en una especie de compartimento, sin llorar por las equivocaciones del ayer ni estar haciéndoles constantemente la autopsia, y sin preocuparnos obsesivamente por el mañana. De este modo puede una persona trabajar con eficiencia. Cuanto necesita entonces es hacer pronto y tan bien como le sea posible la tarea que tenga entre manos. Conveniente es también disciplinarnos  en acometer sin vacilaciones toda faena difícil y terminarla. No hay que dejarla para mañana. Las personas nerviosas pierden el ánimo cuando posponen un trabajo que debe ser hecho.

Lo mismo puede decirse de la indecisión. Las personas nerviosas podrían ahorrarse mundos de energía, que ahora desperdician, con sólo que aprendieran a tomar determinaciones rápidas y atenerse a ellas.

Un estupendo sistema de economizar energía es lo que William Osler aconseja y que él llama “quemar tu propio humo”. Quiere decir que no debemos incurrir en el desdichado hábito de llevar a los demás nuestras contrariedades, aflicciones y molestias.

Otra indicación que hallamos en las enseñanzas de Osler es el cultivo de la ecuanimidad y la serenidad. Debemos aprender a no alterarnos demasiado por los alfilerazos, ni aún por los grandes golpes, de la vida. Hay que aprender a tomarlos sin dejar que alteren nuestras actividades regulares.

Como dijo un escritor tan acertada y sabiamente:

“¡Oh, Dios mío! Concédeme serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para cambiar las que puedo, y sabiduría para diferenciarlas”

 

Portada_FB

Saludos y Energía Positiva!

¿Te ha gustado? Comparte

¿Quieres recibir más post como este? Suscribete

¿Quieres saber cómo puedo ayudarte? Contacta y hablamos

 

Publicado en Psicología Individual

Egoísmo, clave del éxito personal

Egoismo

Ser egoìsta es lo mejor q te puede pasar! No estàs d acuerdo? En mi último post para LNRE te explico por qué y cómo te conviene ser egoìsta. Te atreves?

¿Qué opinas tú sobre el egoísmo? ¿Crees que es positivo o negativo? En mi opinión, ser egoísta es algo maravilloso. De hecho, creo que todos deberíamos ser mucho más egoístas.

Pero no egoísmo de ese camuflado en “me sacrifico por ti porque en el fondo lo que busco es que me prestes atención y me devuelvas todo lo que yo hago por ti”.

No, me refiero a que todos deberíamos ponernos más en el primer lugar de nuestra lista de prioridades. A que todos deberíamos pensar algo más en nosotros mismos y algo menos en los demás. Tengo comprobado en mi praxis profesional que ser así nos hace sentirnos de maravilla.

Que no, que no me he vuelto loco…

Lee el post y entenderás por qué deberías ser más egoísta y cómo empezar a serlo.

Nada mejor que enroscarse sobre uno mismo, abrazarse y protegerse del mundo. Aislarse de todo, no siempre, no todo el tiempo, pero aislarse y escucharse, quererse y respetarse, valorarse y disculparse… No te dejes influir por quien te acuse de egoísta por hacerlo, no sabe lo que dice, discúlpale. Es, más que bueno, necesario para poder estar disponible para los demás, pero estar de verdad.

El egoísmo moral, o egoísmo ético, es una doctrina ético filosófica que afirma que las personas deben tener la normativa ética de obrar para su propio interés, y que esa es la única forma moral de obrar; sin embargo, permite de manera opcional realizar acciones que ayuden a otros, pero con la finalidad de que el ayudar nos dé un beneficio propio, tomándolo como un medio para lograr algo provechoso para uno mismo. Afirma que la validez de una teoría o praxis se encuentra en su aportación directa a la edificación positiva y responsable del Yo o Desarrollo Personal.

Argumentos a favor del egoísmo ético

La mayoría de quienes apoyamos el egoísmo ético pensamos que la verdad es muy obvia y por lo tanto no se necesitan argumentos que la demuestren. Sin embargo, generalmente se usan tres líneas de razonamiento a su favor:

1 – El argumento de que el altruismo es contraproducente.

Cada uno de nosotros conocemos perfectamente nuestros deseos y necesidades y sabemos qué es lo que nos hará feliz y cómo llevarlo a cabo. Los deseos y necesidades de los demás los conocemos imperfectamente; por lo tanto, es probable que al tratar de ayudarlos se les provoque un perjuicio.

2 – La ética del ”altruismo” es algo destructivo para la sociedad.

El altruismo provoca que se abandonen sueños, proyectos, etc., sacrificando la vida propia para ayudar a otras personas. Por lo tanto; en la ética del “altruismo” la vida de un individuo o los intereses propios no tienen valor y se debe estar dispuesto a hacer un sacrificio para ayudar a otros.

Sin embargo; en el egoísmo ético cada persona debe velar por su propio bien, se le da un valor fundamental al individuo.

3 – El egoísmo ético es compatible con la moral del sentido común.

Consiste en obedecer ciertas reglas: cumplir promesas, no mentir, no dañar, etc. todos estos deberes u obligaciones derivan a un fin común, el cual es el interés propio. Aun así, algunos deberes y obligaciones pueden ir en contra del interés propio.

El principio del egoísmo ético conduce a una regla de oro, el axioma de no-agresión: “no debes hacer a los demás lo que no quieras que te hagan; porque si lo haces, los demás muy probablemente te lo harán.”

La AutoEstima, marco de referencia desde el cual nos proyectamos

Sólo el ser humano tiene el poder de contemplar su propia vida y su actividad y el privilegio de la conciencia.

Dijo Goethe: “La peor desgracia que le puede suceder a un hombre es pensar mal de sí mismo

John Milton, en su “Paraíso Perdido”, comenta: “Nada beneficia más al hombre que su autoestima

Y Bernard Shaw: “El interés del hombre por el mundo es solamente reflejo de los intereses en sí mismo

(Nota: Por favor, donde dice “hombre” léase “ser humano”)

Esto hace pensar que la persona que no tiene amor por sí misma se vuelve egoísta y que la autoestima es la base y centro del desarrollo humano.

Sólo se podrá respetar a los demás cuando se respeta uno a sí mismo; sólo podremos dar cuando nos hemos dado a nosotros mismos, sólo podremos amar cuando nos amemos a nosotros mismos” Abraham Maslow

Y así es, habitualmente nos preocupamos por ver, juzgar y arreglar lo que está fuera de nosotros; cuando la solución de muchos problemas personales y profesionales sería que cada uno de nosotros viera y arreglara lo único que nos corresponde, que es nosotros mismos. Si todos hiciéramos esto, el mundo sería otro y mejor. Al menos, cada quien habría hecho su parte!

Escalera de la AutoEstima

AutoConocimiento

Cuando aprendemos a conocernos, en verdad vivimos” R. Schüller

El autoconocimiento es conocer las partes que componen el Yo, cuáles son tus manifestaciones, necesidades y habilidades; los papeles que vives y a través de los cuales eres persona. Conocer por qué y cómo actúas y sientes.

AutoConcepto

Dale a un hombre una autoimagen pobre y acabará siendo un siervo” R. Schüller

El autoconcepto es una serie de creencias que tenemos acerca de nosotros mismos, que se manifiestan en nuestra conducta.

Si alguien se cree tonto, actuará como tonto; si se cree inteligente o apto, actuará como tal.

AutoEvaluación

El sentirse devaluado o indeseable es, en la mayoría de los casos, la base de los problemas humanos” Carl Rogers

La autoevaluación es la capacidad interna de evaluar las cosas como buenas, si lo son para nosotros, nos satisfacen, son interesantes, enriquecedoras, nos hacen sentir bien, nos permiten crecer y aprender. O considerarlas como malas, si lo son para nuestra persona, no nos satisfacen, carecen de interés, nos hacen daño y no nos permiten crecer.

AutoAceptación

La actitud del individuo hacia sí mismo y el aprecio de su propio valer, juegan un papel de primer orden en el proceso creador” Mauro Rodríguez

La autoaceptación es admitir y reconocer todas las partes de uno mismo como la forma de ser, de estar y de sentir, ya que sólo a través de la aceptación se puede transformar lo que es susceptible de mejora.

AutoRespeto

La autoestima es un silencioso respeto por sí mismo” Dov Peretz Elkins

El autorrespeto es atender necesidades y valores. Expresar y manejar en forma conveniente sentimientos y emociones, sin hacerse daño ni culparse. Buscar y valorar todo aquello que nos haga sentir orgullosos de nosotros mismos.

AutoEstima

Sólo podemos amar cuando nos hemos amado a nosotros mismos” Abraham Maslow

La autoestima es el conjunto de todos los pasos anteriores. Si una persona se conoce y está consciente de sus cambios, crea su propia escala de valores y desarrolla sus capacidades, si se acepta y respeta; tendrá autoestima.

Recordatorio

Hoy me elijo a mí, porque si yo mismo me desprecio no encontraré aprecio en otros. Hoy me elijo porque así me cuido y me quiero porque es eso lo que me merezco. He sido valiente y he decidido que yo valgo tanto como otros que ponía en primer lugar. Me he elegido y no me siento mal.

Tú, ¿vas a ponerte alguna vez en primer lugar?

 

Publicación original de Antonio Fuentes en:

http://www.lanuevarutadelempleo.com/Noticias/egoismo-clave-del-exito-personal

 

Portada_FB

Saludos y Energía Positiva!

¿Te ha gustado? Comparte

¿Quieres recibir más post como este? Suscribete

¿Quieres saber cómo puedo mejorar tu AutoEstima? Contacta y hablamos

Publicado en Psicología Individual

Tu Diálogo Interno ¿es con tu amigo o con tu enemigo?

face-65058_640
Diálogo Interno

Hoy es un día feliz…y productivo! Llevo varios días dando vueltas a mi posible aportación a la pregunta que te planteo en el título y que, claro está, me planteo a mí mismo. ¿Recuerdas los Payasos de la Tele? Milíki le preguntaba a Fofó (¿o era al revés?): “¿Estás contento contigo mismo?

Y esa es mi intención, responder a la pregunta del payaso, cuando dos excelentes profesionales y compañeros me han ayudado a dar la respuesta. Quiero decir; cuando alguien dice mejor que tú lo que tú querías decir, habla sólo para mejorarlo…Pues eso, día feliz y productivo!

Muy interesante el aporte de José Ignacio Azkue

Extracto de su post: Tu diálogo interno condiciona tus resultados

Nuestras creencias conforman la visión a través de la cual percibimos lo que nos rodea. Esto nos lleva a que nuestros pensamientos, las conclusiones que saquemos a través de ellos, y la forma en la que dialoguemos con nosotros mismos, nos pueden llevar por el camino del éxito o al del fracaso. Todo depende de cómo sea nuestro diálogo interno, y éste sólo depende de cada cual.

La conexión que se da entre las palabras, las emociones y las acciones es evidente. Nuestros pensamientos dan sentido y forma a todo lo que ocurre a nuestro alrededor de forma que los traducimos, los expresamos e interpretamos mediante la palabra.

Todos llevamos puestas “unas gafas con las que vemos nuestra vida”. Esta forma de ver, estos cristales, están conformados en base a nuestras experiencias, nuestras creencias y nuestras convicciones.

Y, seamos conscientes o no, se alojan en lo más profundo de nuestra personalidad y en la forma de ser de cada persona. Esto nos conduce a que el diálogo que constantemente mantenemos con nosotros mismos influya de manera decisiva, con toda la carga de profundidad e importancia que pueda tener este hecho, en las acciones que llevamos a cabo y que nos conducen por la vereda de la vida.

Por supuesto, este trabajo de constante introspección nos va a acarrear un esfuerzo hasta que cambiemos la forma de llevar nuestro dialogo interno. La cuestión a dilucidar es si queremos llegar a ser creadores y dueños de nuestra realidad y de nuestro destino o, por el contrario, nos conformamos con lo que pensamos que puedes ser irremediable. Cada cual deberá elegir su forma y manera de hablar consigo mismo.

Mi comentario a su post: El proceso d Auto-Regulación, previsto en el modelo de Inteligencia Emocional para gestionar el dialogo con los otros, también puede ser muy beneficioso si lo aplicamos para gestionar nuestros diálogos internos.

Muy oportuno el aporte de Concha Zancada

Extracto de su post: Durmiendo con tu enemigo

Entre los estudiosos del tema se encuentra John Gottman, profesor emérito de psicología de la Universidad de Washington. Destacan  sus trabajos sobre análisis de las relaciones, prevención de comportamientos,  conciliación después de un enfado,… Según él  hay cuatro características que pueden predecir separaciones: Ponerse a la defensiva. Indiferencia. Crítica destructiva y Desprecio.

Hay alguien que siempre permanecerá a tu lado y nunca te va a abandonar. Ese eres tú,  pero en ocasiones parece que “dormimos con nuestro enemigo”. ¿Podríamos aplicar estos parámetros a nuestra propia vida?

En múltiples ocasiones te he recordado que el lenguaje no es inocente y según lo emplees tendrás un diferente impacto. Gottman dice que para que una relación sea estable debe haber cinco interacciones positivas por cada una negativa, así que te invito a reflexionar.

Mi comentario a su post: Hay cuatro conductas que pueden predecir separaciones: Ponerse a la defensiva, Indiferencia, Crítica destructiva y Desprecio. Pero en ocasiones parece que “dormimos con nuestro enemigo”. ¿Podríamos aplicar estos parámetros a nuestra propia vida?

update-1672356_640

Efectivamente, ese es el tema! El tema de hoy es impactante para muchos, sobre todo porque la mayor parte del tiempo pasa por desapercibido. Estoy hablando del Diálogo Interno. ¿Has oído hablar sobre el tema?

Bien, el Diálogo interno no es más que las conversaciones que tenemos con nosotros mismos en todo momento, aquella vocecita mental con la que siempre estamos interactuando, incluso como si fuese con otra persona.

En todo momento estamos pensando y dialogando sobre lo que hacemos y muchas otras cosas, por lo que este diálogo incesante debería tener un gran impacto en nuestras vidas, y de hecho lo tiene.

Todos tenemos un constante diálogo interno entre nuestro consciente y subconsciente que nunca se detiene. Hablamos con nosotros mismos aproximadamente catorce horas al día, mientras conducimos el automóvil, cuando estamos trabajando, comiendo, hablando, escuchando o inclusive durmiendo, lo cual es una forma de programar nuestra mente. Pero, sorprendentemente, varias investigaciones han demostrado que más del 80% de este diálogo interno de la mayoría de las personas es negativo, pesimista y contraproducente. Parece que no exista un “Pepito Grillo” en positivo!

En realidad dentro de ti viven muchos personajes, algunos de ellos los reconoces y son aquellos con los que te identificas. Otros no, son lo que Carl Jung llamaría “tu sombra”, es decir eso que tú también eres y que sin embargo no eres capaz de ver. Cómo estamos peleados con nuestra sombra, con esas cualidades de nosotros mismos que  nos negamos a reconocer que tenemos, la sombra aparece por cualquier lugar, y una de sus manifestaciones es el diálogo interno. La sombra se dedica a criticar todas aquellas partes de ti que no te gustan: Ser un desastre, un holgazán, tímido…. y todo el etcétera de partes de ti mismo con las que todavía no te has reconciliado.

La buena noticia es que todo esto puede cambiar si usamos nuestro diálogo interno de forma positiva para beneficiar ampliamente nuestras vidas.

Algunas ideas para cambiar tu diálogo interno negativo:

  • Se sincero contigo mismo. Mírate al espejo y di lo que tengas que decir acerca de ti mismo.
  • Trata de mantenerte positivo haciendo cosas que te mantengan positivo, por ejemplo, escucha la música que te gusta y disfruta.
  • No te sientes a pensar en lo negativo, haz algo diferente, ve una película, sal a caminar, habla con alguien positivo, etc.
  • Acepta lo bueno que los demás dicen de tí. Simplemente di gracias, no te justifiques ni des explicaciones.
  • El tono de voz con el que te hablas se puede cambiar. Una vez seas consciente de tus propios pensamientos hacia ti mismo, cambia el tono de voz crítico y autoritario por un tono más sereno, dulce y positivo.

La opción es tuya, se consciente y actúa en el momento presente. Busca rodearte de gente positiva que te apoye y resalte tus cosas buenas. Aumenta tu autoestima cambiando tu diálogo interno negativo.

Espero que puedas encontrar dentro de ti a ese gran amigo que todos merecemos tener. Aquí te dejo un tema de Presuntos Implicados para que disfrutes pensando en ello!

Portada_FB

Saludos y Energía Positiva!

¿Te ha gustado? Comparte

¿Quieres recibir más post como este? Suscribete

¿Quieres mejorar tus Diálogos Internos? Contacta y hablamos