Publicado en La Guía Fácil, Relaciones

Tip 2: Potencia tu Inteligencia Social para relacionarte de forma positiva

Portada_FB

Aunque hasta hace bien poco se hablaba de la inteligencia como algo único, medible mediante pruebas y tests, ahora el concepto de inteligencia ha cambiado, ya no está restringido a una sola capacidad, la mental.

Los expertos hablan de diez tipos de inteligencia: Creativa, Personal, Espiritual, Física, Sensorial, Sexual, Numérica, Espacial, Verbal y Social.

Precisamente esta última, la Inteligencia Social, es importantísima para establecer y mantener unas buenas relaciones.

La Inteligencia Social define nuestra habilidad para relacionarnos de forma positiva y cordial con los seres más diversos y complejos del planeta: Los humanos.

Cuando somos socialmente inteligentes, tenemos capacidad para entender y apreciar las diferentes personalidades de la gente que nos rodea, les aceptamos, comprendemos sus motivaciones y sabemos actuar de forma que se sientan a gusto con nosotros.

update-1672356_640

Socialízate!

Participa en actos sociales y eventos culturales diversos, acércate a personas de otras culturas o religiones, haz preguntas, comparte tus conocimientos y aprende de otras formas de vida.

Así, podrás incorporar a tu vida nuevos puntos de vista y enseñanzas prácticas.

Es una manera agradable y eficaz de potenciar tu Inteligencia Social.

 

Te invito a disfrutar del siguiente vídeo, realizado por mi mismo con todo el cariño:

La Guía Fácil: Tip 2_Potencia tu Inteligencia Social

 

Portada_FB

Saludos y Energía Positiva!

¿Te ha gustado? Comparte

¿Quieres recibir más post como este? Suscribete

¿Quieres saber cómo puedo ayudarte? Contacta y hablamos

Publicado en La Guía Fácil

Tip 1: ¡Respeta las normas para llevarte bien con los demás!

Portada_FB

Tener buenas relaciones es tan sencillo como seguir unas “normas de actuación” que, si bien no están recogidas en ningún manual, si que forman parte de la lógica y el sentido común.

A veces es tan sencillo como reprimir los primeros impulsos y contar hasta diez; en otras ocasiones, el “buen rollo” pasa por cumplir a rajatabla el tópico de escuchar las versiones de todas las partes implicadas antes de emitir un juicio; y otras veces, las más, disfrutar de unas estupendas relaciones con la familia, con los hijos, con los compañeros de trabajo, con la pareja e incluso con uno mismo es tan fácil como tener mucha paciencia.

update-1672356_640

Ante todo, sé sincero!

Como dice John Gray en su libro “Conoce tus sentimientos, mejora tus relaciones” (Ed. Plaza&Janes):

Como seres humanos, somos expertos en ocultar la verdad acerca de nuestros sentimientos. Pero ese enmascaramiento se traduce en que, poco a poco, perdemos el contacto con lo que realmente sentimos y, aunque no queramos, no conseguimos decir la verdad sobre nuestros sentimientos.

Por esa razón, cuanta más verdad tengamos en nuestra vida, más amor sentiremos.

Unas relaciones sinceras con una comunicación directa y efectiva representan un creciente caudal de amor y de propia autoestima

Te invito a disfrutar del siguiente vídeo, realizado por mi mismo con todo el cariño:

La Guía Fácil: Tip 1_Respeta las normas

Portada_FB

Saludos y Energía Positiva!

¿Te ha gustado? Comparte

¿Quieres recibir más post como este? Suscribete

¿Quieres saber cómo puedo ayudarte? Contacta y hablamos

Publicado en La Guía Fácil

La Guía Fácil: 50 tips para Mejorar tus Relaciones. Presentación e Introducción.

face-65058_640

Estamos interrelacionados

A lo largo de nuestra vida tendremos muchos tipos de relaciones (familiares, de pareja, amigos, laborales, vecinales…) que influirán, en mayor o menor grado, en una o varias áreas de nuestra vida. Y cuanto más extensa y variada sea nuestra red de relaciones personales; más rica, interesante y enriquecedora será nuestra existencia. De ahí, su gran importancia!

Es imposible vivir sin interactuar con otros y la calidad de estas interacciones determinan en gran medida la vida que tenemos.

Todo lo que sucede, o lo que nos sucede, tiene que ver con otras personas que están directa o indirectamente involucradas. Por tanto, existe una “conexión” que nos une a otros. Pero depende de nosotros determinar el alcance y la calidad de esta red de personas con las que tenemos algo que ver y que van a influir en nuestra vida.

En definitiva, las relaciones personales pueden provocarnos inmensa felicidad o profunda tristeza, soledad o cálida compañía. Todo depende de cómo las encaremos y cuidemos.

update-1672356_640

Consejos esenciales

Mejorar las relaciones interpersonales es a veces tan sencillo como aprender a escuchar, expresar nuestros pensamientos de la forma correcta, conectar con los deseos de los demás y, fundamentalmente, respetar las “reglas del juego”.

Las relaciones sanas están en equilibrio entre dos extremos: El narcisismo de quien espera todo de los demás sin dar nada a cambio y la codependencia de quien cuida de los demás más que de sí mismo, y como en prácticamente todos los aspectos de la vida, la clave reside en el equilibrio.

¿Qué nos ayuda a relacionarnos?

girl-2140724_640

La dependencia excesiva y el abatimiento que nos produce el sentimiento de soledad son los dos grandes obstáculos que nos impiden relacionarnos con los demás y, por supuesto, ¡ser felices!

Para lograr el equilibrio entre lo que damos y lo que recibimos hay que saber ser asertivos y desarrollar la empatía.

Aprender a ser asertivos

Ser asertivos significa que conocemos, respetamos y defendemos nuestros derechos, límites e intereses y, además, sabemos hacerlo compatible con los derechos, límites e intereses de los demás.

Pero, para desarrollar la asertividad es necesario:

  • Expresar con claridad lo que necesitamos y ser capaces de pedirlo.
  • Tener conciencia de nuestros derechos, sin pasarnos ni quedarnos cortos.
  • Apreciarnos nos hará sentirnos merecedores de lo que solicitamos y de lo que nos ofrecen.

Desarrollar la empatía

Seguramente, muchas veces hemos vibrado con una mirada o un tono de voz sin saber por qué: “Ha habido química”, nos decimos.

Mantener una actitud abierta, confiar en la propia intuición respecto a los demás, desechar las suposiciones fijas y las perspectivas egocéntricas, practicar la escucha sensible, tener una marcada disposición para el servicio a los demás, saber ver oportunidades ocultas en la adversidad y, sobre todo, pensar en la otra persona; son algunos de los rasgos que configuran una personalidad empática.

Una actitud abierta

Si no tenemos la capacidad de observar, comprender y manifestar equilibradamente nuestras emociones, es practicamente imposible que lleguemos a conectar con la sensibilidad y los sentimientos de la otra persona.

Cuando dos personas sintonizan a primera vista, inician una especie de danza sutil que les conduce a sincronizar de inmediato sus movimientos, sus posturas, su tono de voz, el tiempo que hablan y hasta la longitud de las pausas que hay entre la pregunta de uno y la respuesta de otro. Bailar con alguien es la mayor manifestación de una actitud abierta!

chica pensativa

Durante las próximas semanas, mediante varios posts en este blog y sus correspondientes vídeos en mi canal de YouTube, te aportaré excelentes ideas, una bateria de pautas, consejos y claves diseñadas para ayudarte a mejorar tus relaciones, en cualquiera de sus campos.

Te invito a disfrutar de los siguientes vídeos, realizados por mi mismo con todo el cariño:

 

Portada_FB

Saludos y Energía Positiva!

¿Te ha gustado? Comparte

¿Quieres recibir más post como este? Suscribete

¿Quieres saber cómo puedo ayudarte? Contacta y hablamos

Publicado en Guest Blogger

Aquí nos conocemos todos…

Si hacemos de nuestra primera impresión nuestro hábitat natural, no nos costará que ésta sea nuestra forma de vida, no sufriremos porque nos mostraremos tal y como somos, puesto que la naturalidad formará parte importante de cómo nos mostramos.

Las estrellas brillan por ti

art4

Artículo publicado por Carmen Prada

Hace escasos días, me encontré en medio de una conversación en el que el tema era la primera impresión, y reconozco que es un tema que me engancha.

Comenzamos hablando de una persona en concreto, conocida por todos los que en la conversación participábamos. Uno de los contertulios reconocía que su primera impresión cuando conoció al hombre del que tratábamos, no había sido precisamente buena, sino todo lo contrario. Y del mismo modo, acabó reconociendo que a medida que ha tenido una relación diaria con él por motivos laborales, su opinión ha cambiado muy positivamente.

Pero sin duda, ¡recuerda su primera impresión!, por lo que planteo la siguiente cuestión. ¿Es o no es importante la primera impresión? ¡Sin duda que lo es! De hecho, ella no la ha olvidado, aunque la opinión haya cambiado…

Su opinión cambió porque ha tenido la oportunidad de conocerle…

Ver la entrada original 620 palabras más

Publicado en Desarrollo

¿Auto-Conocimiento? Tú puedes!

 

self-awareness

El autoconocimiento, primera aptitud de la Inteligencia Emocional, es fundamental y más en los tiempos en los que nos vemos inmersos. En estas letras quiero transmitir la importancia de conocernos, saber cuáles son nuestros puntos fuertes y débiles. Conocer los objetivos que tenemos y las herramientas para conseguirlos. Este es el primer paso para lograr lo que nos propongamos.

El ser humano ha demostrado una gran capacidad para comprender todo tipo de realidades (las leyes del universo o los mecanismos celulares) e inventar sofisticados artilugios para mejorar las condiciones de vida. No obstante, no hemos sido tan eficaces a la hora de comprendernos a nosotros mismos.

Cuando aprendemos a conocernos, en verdad vivimos” (R. Schüller)

El autoconocimiento es conocer las partes que componen el Yo, cuáles son sus manifestaciones, necesidades y habilidades; los papeles que vives como individuo y a través de los cuales eres persona; conocer por qué y cómo actúas y sientes. Al conocer todos los componentes del “Yo Integral” (Físico, Psíquico y Social), que desde luego no funcionan por separado sino que se entrelazan para apoyarse uno en el otro, lograrás tener una personalidad fuerte y unificada; si uno de estos componentes funciona de manera deficiente, los otros se verán afectados y tu personalidad será débil y dividida.

La idea fundamental del autoconocimiento indica la capacidad de entender quiénes somos y por qué actuamos de una manera determinada. Ante estos interrogantes, no hay una respuesta sencilla. De hecho, el autoconocimiento es una especie de enigma, ya que no resulta fácil conocer por nosotros mismos cuáles son nuestras habilidades y carencias. A pesar de esta dificultad, hay filósofos y psicólogos que han reflexionado sobre el autoconocimiento.

El autoconocimiento según Sócrates y Freud

Sócrates vivió en Atenas en el siglo V a.c.. Su vida y sus reflexiones son conocidas a través de uno de sus discípulos, Platón. Sócrates expresó una idea muy concreta sobre el autoconocimiento: “conócete a ti mismo”. Se trata de una propuesta, un reto. Propuso que si queremos llevarnos bien con nosotros mismos tenemos la necesidad de hacer un análisis interior profundo. Dicho con otras palabras, hemos de realizar un ejercicio de autoanálisis para no engañarnos sobre nuestra propia persona, nuestros deseos y aspiraciones.

Freud es un pensador del siglo XX y el padre del psicoanálisis. En relación con el autoconocimiento, hizo una profunda reflexión. Su tesis principal afirma que no podemos acceder a la verdad sobre nosotros de una manera puramente racional, porque la mente humana tiene un elemento no racional, el inconsciente. Por lo tanto, Freud propuso una serie de técnicas (la hipnosis o la interpretación de los sueños) para llegar a comprender los mecanismos inconscientes que actúan en nuestra mente.

Las reflexiones de Sócrates y Freud nos recuerdan que el cerebro humano continúa siendo un misterio. Es indudable que se conocen muchos aspectos de este órgano, pero todavía seguimos haciéndonos preguntas porque buscamos y necesitamos el autoconocimiento.

Conocer a bien a los otros es inteligente, conocerse bien a sí mismo, es sabiduría”. (Einstein)

El Yo Integral o Bio-Psico-Social

Este esquema no pretende ser científico, ha sido realizado con el deseo de conocer y analizar más fácilmente los componentes del Yo. Esto es, empezaremos a conocer los propios componentes, sus manifestaciones y reacciones, necesidades y habilidades para desarrollarlas y manejarlas.

El Ser biopsicosocial  es el Yo Integral, o sea la reunión de todos sus componentes, lo que eres y tienes para expresarte, que cargados de energía salen o se manifiestan en tus actuaciones.

Un ejemplo sencillo:

Una úlcera se manifiesta físicamente, debiéndose a un mal manejo de las emociones negativas, que a su vez provocan tensión o estrés. Esta tensión lleva a la úlcera; los dolores por ésta causan ansiedad, depresión, irritabilidad y afectan al yo social. Así, las relaciones interpersonales, familiares y de trabajo se deterioran. Todo este proceso se convierte en una barrera para que el yo espiritual manifieste su energía en optimismo, confianza, alegría, fortaleza, paz interna y sabiduría. ¿Te suena?

El Yo Físico, que es el componente que más claramente se ve, es el organismo; necesita atención y cuidados para desarrollar sus capacidades y convertirlas en habilidades. Por ejemplo; si no se ejercita no tiene flexibilidad, si no come no tiene actividad, el contacto con la realidad se obtiene con los 5 sentidos, etc.

El Yo Psíquico, que es el componente interno, se divide en tres para entenderlo mejor: lo emotivo, la mente y el espíritu.

La parte emotiva es la que lleva a la persona a conocerse; es a través de estados de ánimo, sentimientos y emociones, como se da cuenta que existe y como decía un maestro mío: “No es lo mismo tener el sentimiento en las manos, que estar en manos del sentimiento”.

La mente tiene todos los talentos, es necesario desarrollarlos y, más aún, estar conscientes de ellos para poder manejarlos positivamente: Analizar, sintetizar, crear, conceptualizar, memorizar, olvidar, fantasear, imaginar, razonar, etc.

El espíritu es el elemento que busca el significado de nuestra Vida, es el “yo profundo”, el núcleo de identidad, la parte más interna. Se manifiesta a través de lo que se quiere lograr y cómo quiere lograrse. Hablamos de Valores: Comprensión, alegría, bondad, fidelidad, justicia, confianza, compasión, etc.

El Yo Social se manifiesta a través de los papeles que vive cada persona (hermano, pareja, amigo, padre, madre, vecino, alumno, maestro, empleado, jefe, etc.) y es como puede expresarse. Al relacionarse la persona trasciende manifestando sus capacidades: Aprender, compartir, amar, ayudar, respetar, informar, trabajar, etc.

El organismo se mantiene ejercitando sus capacidades para satisfacer necesidades y valores” (Dr. Branden)

Ejemplo: Si sientes odio, lo reconoces y éste te hace sentir mal; utilizas la mente con sus talentos para dejar salir el espíritu que transforma ese odio en compasión por medio de tus capacidades, y ese odio transformado te hará sentir bien y relacionarte adecuadamente. ¿Me explico?

Para terminar, cada uno de los tres componentes del Yo Integral o Biopsicosocial tiene varios elementos a trabajar: Energía, manifestaciones, necesidades y capacidades; con objeto de identificar y/o desarrollar habilidades, que es de lo que se trata finalmente.

Por ejemplo: La parte mente del Yo Psíquico tiene energía cerebral (hemisferio derecho o izquierdo, sistema límbico o cortical), se puede manifestar a través de la percepción o la voluntad, busca cubrir necesidades de estimulo o autocontrol, y puede desarrollar capacidades de conceptualizar o imaginar.

¿Qué herramientas pueden ayudarnos a conocernos un poco más a nosotros mismos?

Tener un diario de emociones. Escuchar nuestras emociones puede darnos muchos detalles sobre nosotros mismos, otras personas o distintas situaciones, se trata de una técnica para facilitar el autoconocimiento. Ser conscientes de nuestro estado emocional, conocer cuáles son las emociones que más se repiten, analizarlas, etc. puede facilitar nuestro autoconocimiento en la vida diaria y también en la laboral.

La línea de la vida. Este ejercicio nos permite crear una línea horizontal que representa a nuestra vida. En esa línea marcamos un punto medio que es el ahora. A partir de este momento comenzaremos a incluir los distintos hitos en nuestra existencia que hayamos vivido en el pasado, de esta forma veremos por escrito todo lo que consideramos relevante en nuestra vida. La segunda parte consiste en cumplimentar parte de nuestro futuro, reflejando nuestros objetivos más inmediatos y más alejados en el tiempo. Una vez finalizada esta línea de vida hemos de reflexionar sobre lo que hemos vivido y sobre cómo nos planteamos alcanzar los objetivos marcados en nuestro futuro.

Quién soy. Este ejercicio nos permite ver por una parte quienes somos en este momento y quienes queremos llegar a ser. Lo más importante es decidir cómo vamos a conseguir llegar a ser las personas que deseamos, cuál es nuestra estrategia al respecto. Realizaremos este ejercicio, por tanto, incluyendo en una hoja quienes somos, en otra quienes queremos llegar a ser, y cómo vamos a hacerlo. Podemos complementar este ejercicio con un feedback por parte de los demás para conocer cómo nos ven otras personas.

Tests online. Puedes utilizar distintos test que tienes a tu disposición de forma online y que te permiten saber más sobre tu personalidad, talento, inteligencia, etc. De esta forma, al conocerte mejor, podrás saber, por ejemplo, cómo venderte en una entrevista de trabajo, resaltando tus puntos fuertes o fortalezas.

Crear tu DAFO personal. Al igual que si analizásemos nuestra posible empresa o idea empresarial, en este análisis vas a poder detectar tus debilidades/amenazas y fortalezas/oportunidades. Para ello has de tener en cuenta que estás valorando tus características tanto internas como externas o de la situación. En el apartado interno, para el que utilizarás una hoja, deberás indicar tus debilidades y fortalezas, lo que consideras que te diferencia y los puntos débiles que tienes. A nivel externo analizaremos las amenazas y oportunidades que pueden perjudicarte o ayudarte en el cumplimiento de tus objetivos.

Todas estas herramientas pueden ayudarte en la difícil andadura de conocerte a ti mismo. Si lo consigues sabrás cómo sacar partido a tus fortalezas y como minimizar tus debilidades. ¿Te atreves?

Con la buena educación es el hombre una criatura mansa y divina, pero sin ella es el más feroz de los animales. La educación y la enseñanza mejoran a los buenos y hacen buenos a los malos” (Platón)

 

Portada_FB

Saludos y Energía Positiva!

¿Te ha gustado? Comparte

¿Quieres recibir más post como este? Suscribete

¿Quieres saber cómo puedo ayudarte? Contacta y hablamos

Publicado en Psicología Individual

Egoísmo, clave del éxito personal

Egoismo

Ser egoìsta es lo mejor q te puede pasar! No estàs d acuerdo? En mi último post para LNRE te explico por qué y cómo te conviene ser egoìsta. Te atreves?

¿Qué opinas tú sobre el egoísmo? ¿Crees que es positivo o negativo? En mi opinión, ser egoísta es algo maravilloso. De hecho, creo que todos deberíamos ser mucho más egoístas.

Pero no egoísmo de ese camuflado en “me sacrifico por ti porque en el fondo lo que busco es que me prestes atención y me devuelvas todo lo que yo hago por ti”.

No, me refiero a que todos deberíamos ponernos más en el primer lugar de nuestra lista de prioridades. A que todos deberíamos pensar algo más en nosotros mismos y algo menos en los demás. Tengo comprobado en mi praxis profesional que ser así nos hace sentirnos de maravilla.

Que no, que no me he vuelto loco…

Lee el post y entenderás por qué deberías ser más egoísta y cómo empezar a serlo.

Nada mejor que enroscarse sobre uno mismo, abrazarse y protegerse del mundo. Aislarse de todo, no siempre, no todo el tiempo, pero aislarse y escucharse, quererse y respetarse, valorarse y disculparse… No te dejes influir por quien te acuse de egoísta por hacerlo, no sabe lo que dice, discúlpale. Es, más que bueno, necesario para poder estar disponible para los demás, pero estar de verdad.

El egoísmo moral, o egoísmo ético, es una doctrina ético filosófica que afirma que las personas deben tener la normativa ética de obrar para su propio interés, y que esa es la única forma moral de obrar; sin embargo, permite de manera opcional realizar acciones que ayuden a otros, pero con la finalidad de que el ayudar nos dé un beneficio propio, tomándolo como un medio para lograr algo provechoso para uno mismo. Afirma que la validez de una teoría o praxis se encuentra en su aportación directa a la edificación positiva y responsable del Yo o Desarrollo Personal.

Argumentos a favor del egoísmo ético

La mayoría de quienes apoyamos el egoísmo ético pensamos que la verdad es muy obvia y por lo tanto no se necesitan argumentos que la demuestren. Sin embargo, generalmente se usan tres líneas de razonamiento a su favor:

1 – El argumento de que el altruismo es contraproducente.

Cada uno de nosotros conocemos perfectamente nuestros deseos y necesidades y sabemos qué es lo que nos hará feliz y cómo llevarlo a cabo. Los deseos y necesidades de los demás los conocemos imperfectamente; por lo tanto, es probable que al tratar de ayudarlos se les provoque un perjuicio.

2 – La ética del ”altruismo” es algo destructivo para la sociedad.

El altruismo provoca que se abandonen sueños, proyectos, etc., sacrificando la vida propia para ayudar a otras personas. Por lo tanto; en la ética del “altruismo” la vida de un individuo o los intereses propios no tienen valor y se debe estar dispuesto a hacer un sacrificio para ayudar a otros.

Sin embargo; en el egoísmo ético cada persona debe velar por su propio bien, se le da un valor fundamental al individuo.

3 – El egoísmo ético es compatible con la moral del sentido común.

Consiste en obedecer ciertas reglas: cumplir promesas, no mentir, no dañar, etc. todos estos deberes u obligaciones derivan a un fin común, el cual es el interés propio. Aun así, algunos deberes y obligaciones pueden ir en contra del interés propio.

El principio del egoísmo ético conduce a una regla de oro, el axioma de no-agresión: “no debes hacer a los demás lo que no quieras que te hagan; porque si lo haces, los demás muy probablemente te lo harán.”

La AutoEstima, marco de referencia desde el cual nos proyectamos

Sólo el ser humano tiene el poder de contemplar su propia vida y su actividad y el privilegio de la conciencia.

Dijo Goethe: “La peor desgracia que le puede suceder a un hombre es pensar mal de sí mismo

John Milton, en su “Paraíso Perdido”, comenta: “Nada beneficia más al hombre que su autoestima

Y Bernard Shaw: “El interés del hombre por el mundo es solamente reflejo de los intereses en sí mismo

(Nota: Por favor, donde dice “hombre” léase “ser humano”)

Esto hace pensar que la persona que no tiene amor por sí misma se vuelve egoísta y que la autoestima es la base y centro del desarrollo humano.

Sólo se podrá respetar a los demás cuando se respeta uno a sí mismo; sólo podremos dar cuando nos hemos dado a nosotros mismos, sólo podremos amar cuando nos amemos a nosotros mismos” Abraham Maslow

Y así es, habitualmente nos preocupamos por ver, juzgar y arreglar lo que está fuera de nosotros; cuando la solución de muchos problemas personales y profesionales sería que cada uno de nosotros viera y arreglara lo único que nos corresponde, que es nosotros mismos. Si todos hiciéramos esto, el mundo sería otro y mejor. Al menos, cada quien habría hecho su parte!

Escalera de la AutoEstima

AutoConocimiento

Cuando aprendemos a conocernos, en verdad vivimos” R. Schüller

El autoconocimiento es conocer las partes que componen el Yo, cuáles son tus manifestaciones, necesidades y habilidades; los papeles que vives y a través de los cuales eres persona. Conocer por qué y cómo actúas y sientes.

AutoConcepto

Dale a un hombre una autoimagen pobre y acabará siendo un siervo” R. Schüller

El autoconcepto es una serie de creencias que tenemos acerca de nosotros mismos, que se manifiestan en nuestra conducta.

Si alguien se cree tonto, actuará como tonto; si se cree inteligente o apto, actuará como tal.

AutoEvaluación

El sentirse devaluado o indeseable es, en la mayoría de los casos, la base de los problemas humanos” Carl Rogers

La autoevaluación es la capacidad interna de evaluar las cosas como buenas, si lo son para nosotros, nos satisfacen, son interesantes, enriquecedoras, nos hacen sentir bien, nos permiten crecer y aprender. O considerarlas como malas, si lo son para nuestra persona, no nos satisfacen, carecen de interés, nos hacen daño y no nos permiten crecer.

AutoAceptación

La actitud del individuo hacia sí mismo y el aprecio de su propio valer, juegan un papel de primer orden en el proceso creador” Mauro Rodríguez

La autoaceptación es admitir y reconocer todas las partes de uno mismo como la forma de ser, de estar y de sentir, ya que sólo a través de la aceptación se puede transformar lo que es susceptible de mejora.

AutoRespeto

La autoestima es un silencioso respeto por sí mismo” Dov Peretz Elkins

El autorrespeto es atender necesidades y valores. Expresar y manejar en forma conveniente sentimientos y emociones, sin hacerse daño ni culparse. Buscar y valorar todo aquello que nos haga sentir orgullosos de nosotros mismos.

AutoEstima

Sólo podemos amar cuando nos hemos amado a nosotros mismos” Abraham Maslow

La autoestima es el conjunto de todos los pasos anteriores. Si una persona se conoce y está consciente de sus cambios, crea su propia escala de valores y desarrolla sus capacidades, si se acepta y respeta; tendrá autoestima.

Recordatorio

Hoy me elijo a mí, porque si yo mismo me desprecio no encontraré aprecio en otros. Hoy me elijo porque así me cuido y me quiero porque es eso lo que me merezco. He sido valiente y he decidido que yo valgo tanto como otros que ponía en primer lugar. Me he elegido y no me siento mal.

Tú, ¿vas a ponerte alguna vez en primer lugar?

 

Publicación original de Antonio Fuentes en:

http://www.lanuevarutadelempleo.com/Noticias/egoismo-clave-del-exito-personal

 

Portada_FB

Saludos y Energía Positiva!

¿Te ha gustado? Comparte

¿Quieres recibir más post como este? Suscribete

¿Quieres saber cómo puedo mejorar tu AutoEstima? Contacta y hablamos