Publicado en Psicología Social

¿Te ocupas o te preocupas: Aceptación Social?

beautiful-316287_640

No conozco la clave del éxito, pero la clave del fracaso es querer complacer a todo el mundo

Woody Allen

Las personas que tienen niveles más altos de actividad en la parte del cerebro asociada con la recompensa (que procesa los sentimientos gratificantes de la comida o el sexo, por ejemplo) son más propensos a ser ávidos buscadores de “Aceptación Social”; sobre todo, a ser usuarios de Redes Sociales cuando reciben comentarios positivos, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad Libre de Berlín.

Los resultados, publicados en el diario Frontiers In Human Neuroscience, indican que una necesidad de aprobación puede conducir a la gente a usar Facebook. Los investigadores hicieron esa conexión, centrándose en el núcleo Accumbens, una parte del cerebro que se activa cuando las personas reciben recompensas. Los investigadores descubrieron que los participantes cuyo núcleo Accumbens consiguió estar más emocionado cuando su video recibió comentarios positivos, eran más propensos a ser usuarios activos de Facebook.

Eso es! Te estoy hablando de un viejo conocido, bastante contradictorio o ambivalente, de la Psicología Social: La Aceptación Social.

Quien más quien menos ha sentido alguna vez la necesidad de aceptación y de reconocimiento. Los seres humanos somos seres sociales y eso significa que nos gusta estar rodeados de otras personas a quienes apreciamos, respetamos y profesamos cariño.

La necesidad de aceptación es parte de nuestra autoestima. Si nos sentimos integrados y reconocidos nos sentiremos más seguros y, por tanto, con más valor percibido lo que redundará en nuestro auto-concepto y autoestima.

El hecho de vivir en una sociedad significa formar parte de ella, lo que supone búsqueda de aceptación y reconocimiento del resto de las personas que componen esa sociedad o ese grupo. Especialmente, cuando aparece un nuevo integrante la necesidad de aceptación se acentúa. No sólo para quien llega nuevo sino también para los que ya forman parte de ese entorno social.

Hasta aquí, la “cara amable” de la Aceptación Social…

Pero, además, existe otro tipo de necesidad de aceptación que sienten algunas personas con una autoestima frágil. Son personas dependientes de los demás. Su autoestima se construye sólo mediante los juicios que hacen de ellas las otras personas. No tienen seguridad en sí mismas y temen profundamente ser rechazadas. Al depender constantemente de evaluaciones externas, no pueden formarse un auto-concepto propio puesto que siempre existen opiniones a favor y en contra de cualquiera de nosotros.

Quienes tienen esta necesidad de aceptación tan exacerbada se comportan de manera variable y siempre buscando el reconocimiento y la aprobación de la mayoría de las personas que les rodean. Se deshacen en favores hacia los demás para recibir halagos y se convierten en personas serviciales dispuestas a anteponer los deseos de los demás a los propios.

Esta otra, es la “cara oculta” o “lado oscuro” de la Aceptación Social…

A ver si me entiendes, no hay nada extraño ni problemático en desear gustar a los demás. ¿Quién no prefiere caer bien? ¿Quién no intenta de alguna manera agradar a los demás? La motivación por conseguir un Ok en el otro es sana, siempre y cuando sea tu preferencia, y no una necesidad que guíe todas y cada una de tus acciones.

Propuestas:

  1. Comienza por re-descubrir los aspectos positivos que hay en ti, pero no lo consultes con nadie, intenta hacer este trabajo a solas…o con un profesional.
  2. El pasado influye, pero no determina. La aprobación que no te dieron explica tu necesidad de aprobación, pero no la justifica. A partir de ahora no busques fuera lo que tiene que venirte de dentro. Ámate tal cual eres.
  3. Cambia “tengo que caer bien” por “prefiero caer bien, pero si no lo consigo, no pasa nada”

O aquí, entre nosotros, a mí me gusta decir:

Malas relaciones, con nadie; buenas relaciones, no con todos y sin relaciones, con alguien”. No sé si me explico que depende de ti!

 

Si te ha gustado, comenta y comparte!

Si quieres asegurarte de recibir más post como este, hazte seguidor de este blog!

En cualquier caso, millón de gracias por tu tiempo dedicado a leerme!

¡Saludos y Energía Positiva!

¿Me quieres comentar algo? Lo recibiré en mi mail particular, no te preocupes!

Anuncios

Autor:

Lcdo. en Filosofía y Ciencias de la Educación-Sección Psicología (especialidades Clínica y Social), Master en Gestión de Recursos Humanos, Diplomado en Test de Rorschach, Consultor, formador y coacher para el Desarrollo Personal y/o Profesional: Enfoque desde la Psicología Sistémica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s