Publicado en Mis Cosas

¿Eres naranja en un limonar o limón en un naranjal?

TarjetaVisita

Estimado seguidor!

Toda mi vida he presumido de ser “poco de mucho”, quiero decir y me explico: Soy algo guapo, pero no soy el más guapo; tengo cierta inteligencia, pero no soy el más inteligente; soy simpático, pero no soy el más gracioso; nací en el sur, pero me gusta el norte; me gusta el arte, pero no voy a ARCO; manejo las redes sociales, pero no soy Community Manager; me gusta el bricolaje, pero no soy el vasco de la tele; etc etc….Y así con casi todo lo importante: el amor, la cocina, la familia, el trabajo…Soy más bien un surtidito ibérico: Un poco de mortadela, de queso, de jamón, de salchichón, de lomo, de chorizo…Aparente para todo y en todo momento. Ventajas: flexibilidad y adaptación al cambio, polivalente y multitarea, aprendizaje contínuo… Inconvenientes: dificultad para explicar a qué me dedico, imagen de “marca personal” generalista (aprendiz de todo y maestro de nada), dispersión para vender/exponer una propuesta de servicio.

Pero, ¿qué pasa si eres mucho de poco? Si sólo eres la más guapa, o el más cachas, o el que mejor hace las paellas, o la mejor buena persona para escuchar los problemas de los demás. Pues que tus relaciones personales y profesionales, se complican porque ya tienes una etiqueta y hasta puedes parecer soberbio y prepotente.Sin embargo; cuando alguien necesite un experto en hacer nidos de pájaro, por ejemplo, se acordará de ti y de tus habilidades. Se te pone difícil encontrar pareja, pero se te pone muy fácil encontrar amistades necesitadas. Eres un especialista y eso cotiza…y agota!

Y, ¿si eres mucho de mucho? Entonces eres la leche! Pero, cuidado, si eres el mejor en todo eres candidato al estres y a problemas psicosomáticos, a vivir sólo para las necesidades de los demás y olvidar tus propias necesidades. A cambio, tu ego estará siempre muy inflamado y tendrás a muchas personas a tu alrededor; no vas a estar nunca solo! Tu AutoEstima estará por las nubes, aunque no tendrás vida propia.

Bueno, ¿qué hacer si eres poco de poco? Pues estarás muy tranquilo y muy cómodo, nadie te va a molestar con petición alguna y podrás disfrutar de las pequeñas cosas de la vida y a tu aire. Eres un friqui y también encontrarás especialistas en algo para compartir tus momentos y sus momentos…cuando os cuadre, claro!

Cualquiera de las cuatro opciones, evidentemente, son válidas; tienen sus pros y sus contras, pero eso es así! como todo en la vida. Sin enbargo; es conveniente identificar cuál es tu opción y ser coherente con ella. Valorar ventajas e inconvenientes y decidir tu posición relacional con los demás te permitirá ser feliz y hacer felices a otros, a tu modo!

Vamos, más concretamente “A mi manera“, por ejemplo!

Si te ha gustado, comenta y comparte!

Si quieres asegurarte de recibir más post como este, hazte seguidor de este blog!

En cualquier caso, millón de gracias por tu tiempo dedicado a leerme!

¡Saludos y Energía Positiva!

 

Anuncios

Autor:

Lcdo. en Psicología (especialidades Clínica y Social), Master en Gestión de Recursos Humanos, Diplomado en Técnica Psicoanalítica, alumno de la Academia de Coaching Estratégico de Tino Fernández. Apasionado por mi trabajo: Ayudar a las personas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s