Publicado en Guest Blogger

¿Te comportas como un tigre o como un colibrí?

Las estrellas brillan por ti

colibri.png Esta es mi opción, ¿y la tuya?

Artículo publicado por Carmen Prada

Hoy no voy a comenzar con una cita célebre o una de esas que vienen de la mente de “servidora”, pues no, hoy quiero hacerlo con un personaje público que me gusta escuchar por su sabiduría de vida, que es inmensa, y por su interior con grandes valores humanos. Es el famoso actor  Antonio Banderas, cuando hace unas semanas en una emisora de radio recordó una anécdota que da pie al tema que hoy quiero tratar.

El malagueño explicaba que un día se le acercó un individuo para felicitarle en la fiesta de celebración de los premios Oscar, y le dijo: “¿sabes quién soy?” Banderas no le conocía, así que  el chico le dijo que era el fundador de Uber, una de las empresas más exitosas de los últimos años, y le confesó que se había caído una…

Ver la entrada original 673 palabras más

Publicado en Psicología Individual

Tu Diálogo Interno ¿es con tu amigo o con tu enemigo?

face-65058_640
Diálogo Interno

Hoy es un día feliz…y productivo! Llevo varios días dando vueltas a mi posible aportación a la pregunta que te planteo en el título y que, claro está, me planteo a mí mismo. ¿Recuerdas los Payasos de la Tele? Milíki le preguntaba a Fofó (¿o era al revés?): “¿Estás contento contigo mismo?

Y esa es mi intención, responder a la pregunta del payaso, cuando dos excelentes profesionales y compañeros me han ayudado a dar la respuesta. Quiero decir; cuando alguien dice mejor que tú lo que tú querías decir, habla sólo para mejorarlo…Pues eso, día feliz y productivo!

Muy interesante el aporte de José Ignacio Azkue

Extracto de su post: Tu diálogo interno condiciona tus resultados

Nuestras creencias conforman la visión a través de la cual percibimos lo que nos rodea. Esto nos lleva a que nuestros pensamientos, las conclusiones que saquemos a través de ellos, y la forma en la que dialoguemos con nosotros mismos, nos pueden llevar por el camino del éxito o al del fracaso. Todo depende de cómo sea nuestro diálogo interno, y éste sólo depende de cada cual.

La conexión que se da entre las palabras, las emociones y las acciones es evidente. Nuestros pensamientos dan sentido y forma a todo lo que ocurre a nuestro alrededor de forma que los traducimos, los expresamos e interpretamos mediante la palabra.

Todos llevamos puestas “unas gafas con las que vemos nuestra vida”. Esta forma de ver, estos cristales, están conformados en base a nuestras experiencias, nuestras creencias y nuestras convicciones.

Y, seamos conscientes o no, se alojan en lo más profundo de nuestra personalidad y en la forma de ser de cada persona. Esto nos conduce a que el diálogo que constantemente mantenemos con nosotros mismos influya de manera decisiva, con toda la carga de profundidad e importancia que pueda tener este hecho, en las acciones que llevamos a cabo y que nos conducen por la vereda de la vida.

Por supuesto, este trabajo de constante introspección nos va a acarrear un esfuerzo hasta que cambiemos la forma de llevar nuestro dialogo interno. La cuestión a dilucidar es si queremos llegar a ser creadores y dueños de nuestra realidad y de nuestro destino o, por el contrario, nos conformamos con lo que pensamos que puedes ser irremediable. Cada cual deberá elegir su forma y manera de hablar consigo mismo.

Mi comentario a su post: El proceso d Auto-Regulación, previsto en el modelo de Inteligencia Emocional para gestionar el dialogo con los otros, también puede ser muy beneficioso si lo aplicamos para gestionar nuestros diálogos internos.

Muy oportuno el aporte de Concha Zancada

Extracto de su post: Durmiendo con tu enemigo

Entre los estudiosos del tema se encuentra John Gottman, profesor emérito de psicología de la Universidad de Washington. Destacan  sus trabajos sobre análisis de las relaciones, prevención de comportamientos,  conciliación después de un enfado,… Según él  hay cuatro características que pueden predecir separaciones: Ponerse a la defensiva. Indiferencia. Crítica destructiva y Desprecio.

Hay alguien que siempre permanecerá a tu lado y nunca te va a abandonar. Ese eres tú,  pero en ocasiones parece que “dormimos con nuestro enemigo”. ¿Podríamos aplicar estos parámetros a nuestra propia vida?

En múltiples ocasiones te he recordado que el lenguaje no es inocente y según lo emplees tendrás un diferente impacto. Gottman dice que para que una relación sea estable debe haber cinco interacciones positivas por cada una negativa, así que te invito a reflexionar.

Mi comentario a su post: Hay cuatro conductas que pueden predecir separaciones: Ponerse a la defensiva, Indiferencia, Crítica destructiva y Desprecio. Pero en ocasiones parece que “dormimos con nuestro enemigo”. ¿Podríamos aplicar estos parámetros a nuestra propia vida?

update-1672356_640

Efectivamente, ese es el tema! El tema de hoy es impactante para muchos, sobre todo porque la mayor parte del tiempo pasa por desapercibido. Estoy hablando del Diálogo Interno. ¿Has oído hablar sobre el tema?

Bien, el Diálogo interno no es más que las conversaciones que tenemos con nosotros mismos en todo momento, aquella vocecita mental con la que siempre estamos interactuando, incluso como si fuese con otra persona.

En todo momento estamos pensando y dialogando sobre lo que hacemos y muchas otras cosas, por lo que este diálogo incesante debería tener un gran impacto en nuestras vidas, y de hecho lo tiene.

Todos tenemos un constante diálogo interno entre nuestro consciente y subconsciente que nunca se detiene. Hablamos con nosotros mismos aproximadamente catorce horas al día, mientras conducimos el automóvil, cuando estamos trabajando, comiendo, hablando, escuchando o inclusive durmiendo, lo cual es una forma de programar nuestra mente. Pero, sorprendentemente, varias investigaciones han demostrado que más del 80% de este diálogo interno de la mayoría de las personas es negativo, pesimista y contraproducente. Parece que no exista un “Pepito Grillo” en positivo!

En realidad dentro de ti viven muchos personajes, algunos de ellos los reconoces y son aquellos con los que te identificas. Otros no, son lo que Carl Jung llamaría “tu sombra”, es decir eso que tú también eres y que sin embargo no eres capaz de ver. Cómo estamos peleados con nuestra sombra, con esas cualidades de nosotros mismos que  nos negamos a reconocer que tenemos, la sombra aparece por cualquier lugar, y una de sus manifestaciones es el diálogo interno. La sombra se dedica a criticar todas aquellas partes de ti que no te gustan: Ser un desastre, un holgazán, tímido…. y todo el etcétera de partes de ti mismo con las que todavía no te has reconciliado.

La buena noticia es que todo esto puede cambiar si usamos nuestro diálogo interno de forma positiva para beneficiar ampliamente nuestras vidas.

Algunas ideas para cambiar tu diálogo interno negativo:

  • Se sincero contigo mismo. Mírate al espejo y di lo que tengas que decir acerca de ti mismo.
  • Trata de mantenerte positivo haciendo cosas que te mantengan positivo, por ejemplo, escucha la música que te gusta y disfruta.
  • No te sientes a pensar en lo negativo, haz algo diferente, ve una película, sal a caminar, habla con alguien positivo, etc.
  • Acepta lo bueno que los demás dicen de tí. Simplemente di gracias, no te justifiques ni des explicaciones.
  • El tono de voz con el que te hablas se puede cambiar. Una vez seas consciente de tus propios pensamientos hacia ti mismo, cambia el tono de voz crítico y autoritario por un tono más sereno, dulce y positivo.

La opción es tuya, se consciente y actúa en el momento presente. Busca rodearte de gente positiva que te apoye y resalte tus cosas buenas. Aumenta tu autoestima cambiando tu diálogo interno negativo.

Espero que puedas encontrar dentro de ti a ese gran amigo que todos merecemos tener. Aquí te dejo un tema de Presuntos Implicados para que disfrutes pensando en ello!

Portada_FB

Saludos y Energía Positiva!

¿Te ha gustado? Comparte

¿Quieres recibir más post como este? Suscribete

¿Quieres mejorar tus Diálogos Internos? Contacta y hablamos

 

 

 

 

 

Publicado en Guest Blogger

Durmiendo con tu enemigo

Hay cuatro conductas que pueden predecir separaciones: Ponerse a la defensiva, Indiferencia, Crítica destructiva y Desprecio. Pero en ocasiones parece que “dormimos con nuestro enemigo”. ¿Podríamos aplicar estos parámetros a nuestra propia vida?

motiv A R T E. El blog de Concha Zancada

La ley del divorcio se aprobó en 1981 y España tiene un ratio muy superior de rupturas sobre la media europea. Hay muchas parejas que llegan a esta situación, y hay investigadores que realizan estudios para definir  los factores que pueden determinar las separaciones.

Entre los estudiosos del tema se encuentra John Gottman, profesor emérito de psicología de la Universidad de Washington. Destacan  sus trabajos sobre análisis de las relaciones, prevención de comportamientos,  conciliación después de un enfado,… Según él  hay cuatro características que pueden predecir separaciones

Ver la entrada original 379 palabras más

Publicado en Guest Blogger

La más negra realidad, es el no verla

Las estrellas brillan por ti

head-674124_1920

Artículo publicado por Carmen Prada

“Peor que ver la realidad negra, es el no verla”Antonio Machado.

Cualquier circunstancia o acontecimiento puede servir para distraernos y dejar a un lado la realidad de nuestra vida en un momento determinado. La intentamos evitar o ignorar, como si por darle un tiempo se fuera a olvidar de nosotros. Pero sin duda, ¡es nuestra sombra! Una sombra que se desplaza de lugar, dependiendo de nuestro “posicionamiento” en la vida.

En ocasiones, no nos posicionamos frente a ella, bien sea porque no somos conscientes o porque no nos conviene verla.

Podemos encontrarnos, a modo de ejemplo, ante situaciones como:

  • una enfermedad propia o de alguien a quien queremos.
  • Nuestro negocio cae en picado e intentamos salvar algo insalvable.
  • Una situación de desempleo que escondemos ante la sociedad.
  • El hecho de no aceptar nuestras limitaciones, poniendo en peligro nuestra situación profesional y personal.

Ver la entrada original 672 palabras más

Publicado en Psicología Social

¿Te ocupas o te preocupas: Aceptación Social?

beautiful-316287_640

No conozco la clave del éxito, pero la clave del fracaso es querer complacer a todo el mundo

Woody Allen

Las personas que tienen niveles más altos de actividad en la parte del cerebro asociada con la recompensa (que procesa los sentimientos gratificantes de la comida o el sexo, por ejemplo) son más propensos a ser ávidos buscadores de “Aceptación Social”; sobre todo, a ser usuarios de Redes Sociales cuando reciben comentarios positivos, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad Libre de Berlín.

Los resultados, publicados en el diario Frontiers In Human Neuroscience, indican que una necesidad de aprobación puede conducir a la gente a usar Facebook. Los investigadores hicieron esa conexión, centrándose en el núcleo Accumbens, una parte del cerebro que se activa cuando las personas reciben recompensas. Los investigadores descubrieron que los participantes cuyo núcleo Accumbens consiguió estar más emocionado cuando su video recibió comentarios positivos, eran más propensos a ser usuarios activos de Facebook.

Eso es! Te estoy hablando de un viejo conocido, bastante contradictorio o ambivalente, de la Psicología Social: La Aceptación Social.

Quien más quien menos ha sentido alguna vez la necesidad de aceptación y de reconocimiento. Los seres humanos somos seres sociales y eso significa que nos gusta estar rodeados de otras personas a quienes apreciamos, respetamos y profesamos cariño.

La necesidad de aceptación es parte de nuestra autoestima. Si nos sentimos integrados y reconocidos nos sentiremos más seguros y, por tanto, con más valor percibido lo que redundará en nuestro auto-concepto y autoestima.

El hecho de vivir en una sociedad significa formar parte de ella, lo que supone búsqueda de aceptación y reconocimiento del resto de las personas que componen esa sociedad o ese grupo. Especialmente, cuando aparece un nuevo integrante la necesidad de aceptación se acentúa. No sólo para quien llega nuevo sino también para los que ya forman parte de ese entorno social.

Hasta aquí, la “cara amable” de la Aceptación Social…

Pero, además, existe otro tipo de necesidad de aceptación que sienten algunas personas con una autoestima frágil. Son personas dependientes de los demás. Su autoestima se construye sólo mediante los juicios que hacen de ellas las otras personas. No tienen seguridad en sí mismas y temen profundamente ser rechazadas. Al depender constantemente de evaluaciones externas, no pueden formarse un auto-concepto propio puesto que siempre existen opiniones a favor y en contra de cualquiera de nosotros.

Quienes tienen esta necesidad de aceptación tan exacerbada se comportan de manera variable y siempre buscando el reconocimiento y la aprobación de la mayoría de las personas que les rodean. Se deshacen en favores hacia los demás para recibir halagos y se convierten en personas serviciales dispuestas a anteponer los deseos de los demás a los propios.

Esta otra, es la “cara oculta” o “lado oscuro” de la Aceptación Social…

A ver si me entiendes, no hay nada extraño ni problemático en desear gustar a los demás. ¿Quién no prefiere caer bien? ¿Quién no intenta de alguna manera agradar a los demás? La motivación por conseguir un Ok en el otro es sana, siempre y cuando sea tu preferencia, y no una necesidad que guíe todas y cada una de tus acciones.

Propuestas:

  1. Comienza por re-descubrir los aspectos positivos que hay en ti, pero no lo consultes con nadie, intenta hacer este trabajo a solas…o con un profesional.
  2. El pasado influye, pero no determina. La aprobación que no te dieron explica tu necesidad de aprobación, pero no la justifica. A partir de ahora no busques fuera lo que tiene que venirte de dentro. Ámate tal cual eres.
  3. Cambia “tengo que caer bien” por “prefiero caer bien, pero si no lo consigo, no pasa nada”

O aquí, entre nosotros, a mí me gusta decir:

Malas relaciones, con nadie; buenas relaciones, no con todos y sin relaciones, con alguien”. No sé si me explico que depende de ti!

 

Si te ha gustado, comenta y comparte!

Si quieres asegurarte de recibir más post como este, hazte seguidor de este blog!

En cualquier caso, millón de gracias por tu tiempo dedicado a leerme!

¡Saludos y Energía Positiva!

¿Me quieres comentar algo? Lo recibiré en mi mail particular, no te preocupes!

Publicado en Remenbering

Guía para el Auto-Análisis: El Presente

bouquet-1246848_640

Paso 7. Cuestiones y asuntos de actualidad

Hasta ahora, has contemplado los acontecimientos periodos, temas y logros de tu pasado, a la vez que te has formado una visión global de tu vida hasta hoy. Ahora puedes entrar en tu presente ocupándote de cuestiones y asuntos de actualidad.

Te aconsejo tres sistemas para la identificación de estos:

1. La visión global de lo que ha sido tu vida hasta el presente.

Si tu biografía perteneciera a otra persona y ésta te la estuviera contando a tí, ¿cuál sería tu reacción?, ¿qué opinión te merecería?, ¿qué impresión te causaría?, ¿cuál te parece que es la tarea inacabada o la siguiente de la que debería ocuparse esa persona?, ¿a qué decisión debe enfrentarse?, ¿qué asunto se cruza en su camino?

Luego, por supuesto, recuerda que se trata de tu propia biografía. Estos son tus asuntos. Anótalos.

2. Temas.

Relee tus temas, estos suelen ser indicativos de algunas de las cuestiones y asuntos que se cruzan en tu vida. Por ejemplo, puede haber temas que:

– siempre han estado ahí

– aparecen cada cierto tiempo

– están apareciendo ahora

¿Qué te indican estos patrones? ¿Qué impresión te producen? ¿Te gustaría que tu impresión o sentimiento fuera…Más débil, Eliminado, Más fuerte?

3. Personas en tu consciente.

Todos llevamos en nuestra mente consciente una «red» de personas. Muchas de estas personas son individuos con los que interactuamos en nuestra vida actual: miembros de nuestra familia, amigos, colegas, rivales, etc. Otros, pueden ser personas a las que no hemos visto desde hace tiempo, pero que, sin embargo, recordamos y pensamos en ellas, y que de esta forma suponen una influencia sobre nosotros. Algunas de estas personas puede que no estén ya vivas, o quizá nunca llegaron a nacer (v.g. la hija que nunca tuve). Siempre y cuando se encuentren en nuestra «red consciente», nos están comunicando algo, o haciéndonos preguntas. Por lo tanto, elabora una lista de las personas que se encuentran en tu consciente (de hecho, alguno puede que no sea más que un recuerdo más o menos en el subconsciente; repasa tu biografía) e identifica qué es lo que te comunican o te preguntan en cada caso.

PUESTA EN COMúN:

Comparte tus listas, impresiones y sentimientos. Por ejemplo, con tu coach: Antonio Fuentes.

TarjetaVisita

Publicación original by Antonio Fuentes,

Septiembre 2011, en el blog de su web profesional.

Si te ha gustado, comenta y comparte!

Si quieres asegurarte de recibir más post como este, hazte seguidor de este blog!

En cualquier caso, millón de gracias por tu tiempo dedicado a leerme!

¡Saludos y Energía Positiva!

¿Quieres comentar algo?