Publicado en Guest Blogger, Psicología Individual

13 características de las personas felices

chica feliz

Original by Antonio Pérez Leal en http://www.nuecesyneuronas.com/blog/

En el año 1955, el psicólogo cognitivo estadounidense Albert Ellis desarrolló un modelo de intervención psicoterapéutica, con el objetivo de cambiar aquellas creencias irracionales que nos generan infelicidad, induciendo un cambio racional y conductual. La finalidad era poder provocar un cambio tanto en las creencias como en las emociones de los pacientes, por ello a este modelo terapéutico acabó por llamarle Terapia Racional Emotiva Conductual.

Este modelo de intervención se engloba en un marco filosófico que propone trece principios que contribuyen a promover la felicidad y disminuir la angustia y el sufrimiento. Atendiendo a este paradigma, podemos considerar que las personas con mayor sentimiento de felicidad serán aquellas que presenten un mayor número de estos principios en sus rasgos de personalidad.

Los principios que se propusieron fueron los siguientes:

  1. Autodirección: Una actitud saludable requiere responsabilizarnos de dirigir y gobernar nuestras propias vidas sin exigir la responsabilidad, la atención o el apoyo de los demás.
  2. Interés por uno mismo: Aunque vaya en contra de los que nos han intentado inculcar, el interés por uno mismo debe ser superior al interés que se preste a los demás. Tendemos a ver a madres cuya dedicación completa va dirigida a sus hijos, o personas que se desviven por su pareja; no obstante debemos tener en cuenta que si no cuidamos de nosotros y no hacemos por sentirnos bien, no podremos cuidar de los demás.
  3. Interés social: El punto anterior no significa que debamos despreocuparnos de los demás. Las personas que suele ser más felices, suelen preocuparse por defender y respetar los derechos de la gente que les rodea. Esto les ayuda a evitar sentir sentimientos de culpabilidad y favorece unas relaciones sociales saludables.
  4. Compromiso creativo: Hace referencia a la adquisición de un compromiso con nuestro entorno social y la implicación en proyectos ajenos que nos permitan desarrollar y poner en práctica nuestra creatividad.
  5. Aceptación de la incertidumbre: La excesiva obsesión de control puede hacernos profundamente infelices. Es necesario que aceptemos que muchas cosas no dependen ni dependerán de nosotros. Ser capaces de aceptar aquello que no podemos evitar ni controlar nos permitirá adoptar un sentimiento de tranquilidad. La práctica del mindfulness puede resultar muy útil para desarrollar esta faceta de la personalidad.
  6. Autorresponsabilidad: Resulta imprescindible aceptar la responsabilidad sobre nuestros propios pensamientos, emociones y conducta. Debemos evitar atribuir a causas externas nuestro malestar emocional en la totalidad de las situaciones.
  7. Flexibilidad: Este principio hace referencia a la adquisición de habilidades que nos permitan hacer frente a la adversidad. Como dijo el filósofo naturalista y científico evolucionista Charles Darwin, la especie que sobrevive no es la más fuerte ni más inteligente, sino la que mejor se adapta al cambio.
  8. Autoaceptación: Aceptarse uno mismo es esencial para adquirir una conducta saludable. La falta de aceptación proyecta una imagen negativa de nosotros mismos, lo cual dificultará que los demás nos respeten.
  9. Hedonismo en sentido amplio: Consiste en procurar la búsqueda del bienestar evitando las situaciones dolorosas. Pero para ello no siempre se acude a las gratificaciones inmediatas, sino que no se renuncia al placer presente por temor a lo que pueda ocurrir en el futuro, ni se renuncia al bienestar futuro por las adversidades que se estén afrontando en el presente.
  10. Pensamiento científico: Los individuos sanos emocionalmente suelen ser objetivos, racionales y con pensamiento científico. Justificar determinadas situaciones o sucesos con frases como «habrá ocurrido por algo», «el destino lo querrá así», «habrás atraído eso a tu vida con tu forma de pensar» o «lo hice porque yo soy así», además de restarnos poder para cambiar o mejorar determinadas cosas, nos hacen creer que todo tiene que tener un significado, lo cual nos hace sentir frustración cuando no llegamos a entender cuál puede ser éste.
  11. Tolerancia a la frustración: Debemos tomar conciencia de que todos podemos equivocarnos. Saber aceptar un error, hacer lo posible por mejorar o prolongar una recompensa en el tiempo, es imprescindible para poder llevar a cabo proyectos importantes a largo plazo o mantener relaciones que merezcan la pena.
  12. Asumir riesgos: Como son conscientes de que pueden cometer errores, las personas más felices suelen correr riesgos pero sin llegar a ser temerarios. Tratan de buscar el equilibrio entre el riesgo asumido y la cantidad de beneficios que pueden llegan a lograrse.
  13. Evitar la búsqueda de la utopía: Las personas sanas a nivel emocional saben que la utopía es inalcanzable y no se dejan absorber por la fantasía de alcanzarla. Por ese motivo suelen estar preparados para afrontar adversidades o situaciones dolorosas.

Desde Nueces y Neuronas esperamos que estos principios os resulten útiles para identificar aquellos aspectos de vuestra personalidad que debéis reforzar o mejorar.

Anuncios
Publicado en La Guía Fácil, Psicología Individual

Tip 8. No seas rencoroso o acabarás siendo un amargado

La Guía Fácil: 50 tips para Mejorar tus Relaciones” by Antonio Fuentes

chico con dudas

Gran parte de nuestro malestar emocional viene dado por el lugar exagerado que damos a las emociones hostiles: Rencor, resentimiento, envidia…

Con frecuencia, van a más porque necesitamos tener razón para poder sentirnos bien: “Si tiene la culpa, debe ser castigado“.

En otros casos, revelan una cierta intolerancia hacia los defectos del género humano, que nos hace ver el mundo y sus habitantes de un modo cínico: “¿Quién se creera que es?

La falta de benevolencia puede convertirnos en seres amargados, incapaces de ver más allá de nosotros mismos y hasta considerarnos el centro del universo.

Con los años, acumulamos un pesado equipaje de agravios, decepciones, equivocos y fracasos. Esta carga negativa puede cerrar el paso a iniciativas nuevas!

Imaginemos que nuestro espíritu fuera un globo que lleva demasiado peso y empieza a perder altura. ¿Qué hariamos? Evidentemente, soltar lastre para retomar el vuelo.

update-1672356_640

¡No culpes a los otros!

Somos responsables de lo que sucede en nuestra vida y, por tanto, no podemos culpar a los otros de nuestros fracasos o problemas.

Adoptar una postura victimista supone delegar en los demás el desarrollo de nuestra propia vida; es dejar en sus manos nuestro propio protagonismo.

Recuerda: ¡Tú Puedes!

Te invito a disfrutar del siguiente vídeo, realizado para ti con todo mi cariño:

La Guía Fácil: Tip 8_No seas rencoroso

Portada_FB

¿Te ha gustado? Comparte, por favor! Puedes ayudar a alguien!

¿Quieres recibir más post como este? Suscribete al blog o a mi canal en YouTube.

¿Quieres saber cómo puedo ayudarte?

Contacta y hablamos, seguro que nos ponemos de acuerdo.

Saludos y Energía Positiva!

Publicado en La Guía Fácil, Relaciones

Tip 7: No temas estar solo: Ganarás madurez

La Guía Fácil: 50 tips para Mejorar tus Relaciones” by Antonio Fuentes

Joven-apoyado-pared

La soledad suele vincularse a estados de tristeza, desamor o negatividad; descartando los grandes beneficios que puede reportar: Permite reflexionar sobre la propia vida, favorece la autocrítica y sirve, sobre todo, para madurar.

Muchas personas necesitan estar solas durante una temporada para encontrarse a sí mismas. Otras lo eligen como opción de vida.

Para algunas personas, con relaciones familiares o de pareja difíciles, la soledad es una conquista largamente perseguida que permite definir las propias necesidades.

Tras una ruptura sentimental, vivir sin compañía sirve para recolocarse en el mundo y comprobar que toda crisis puede abrir una nueva etapa de plenitud y serenidad. Cuando se cierra una puerta, siempre se puede abrir una ventana…o viceversa!

Es cierto que las personas nos necesitamos para crecer y desarrollarnos, porque todo lo que nos sucede encuentra eco y significado al comunicarnos con los demás.

Sin embargo, en el silencio de la soledad hay un espacio de autoconocimiento y superación personal que todos deberíamos probar y trabajar.

update-1672356_640

¡Aprende a tolerar el silencio!

Decía Pascal que “la infelicidad del hombre se basa en que es incapaz de sentarse solo en su habitación”. Nos cuesta tolerar el silencio.

A fin de no escuchar la soledad de la casa vacia, nos conectamos al aparato de televisión, la música, el ordenador o las redes sociales.

Necesitamos una voz humana que nos recuerde que no estamos solos del todo. Pero a veces pagamos un precio demasiado alto para librarnos de la soledad:

  • No conectamos con nosotros mismos, no tenemos un diálogo interior.
  • Conectamos con personas tóxicas, que nos acompañan pero no nos aportan.

 

Te invito a disfrutar del siguiente vídeo, realizado para ti con todo el cariño:

La Guía Fácil: Tip 7_No temas estar solo

Portada_FB

¿Te ha gustado? Comparte, por favor! Puedes ayudar a alguien!

¿Quieres recibir más post como este? Suscribete al blog o a mi canal en YouTube.

¿Quieres saber cómo puedo ayudarte? Contacta y hablamos, seguro que nos ponemos de acuerdo.

Saludos y Energía Positiva!

Publicado en Blog amigo, Guest Blogger, Relaciones

Manos que no dais, qué esperáis

Jéssica Buelga nos vuelve a tocar mucho las narices, pero muy elegante y constructivamente: ¡Vivir es servir y servir es vivir! Más a mi estilo, ya me conoces, “Aporta o aparta”.

Post original de Jéssica Buelga:

Este post no pretende ser una lección moral, sino una reflexión personal sobre lo que considero básico en la vida: dar, aportar y sumar, para poder esperar recibir. Si has tomado algún café conmigo, hemos conversado o compartido alguna formación, no será algo que te sorprenda pues es un tema que surge muy a menudo en mi entorno.

Siempre he sostenido que el refranero popular y la figura de los abuelos, atesoran una inmensa sabiduría. Y el paso del tiempo se está encargando de darme la razón, te explico porqué pienso así…

Mi abuela, casi analfabeta por tener que trabajar desde bien niña, siempre ha sido muy refranera. No puedo citar todos los refranes que me ha dicho a lo largo de mi vida, siempre perfecta y dolorosamente situados en el marco espaciotemporal. Pero sí me gustaría hablarte de uno de ellos, que cada día cobra más sentido para mí: “Manos que no dais, qué esperáis”.

Me han educado en el agradecimiento como muestra de reconocimiento y estima hacia alguien, dado su servicio de ayuda hacia ti. Por lo tanto, para mí, agradecer es tan natural como saludar, despedirse o pedir disculpas. Lo cual choca con lo que me he ido encontrando a lo largo de la vida, y mucho más en estos últimos tiempos.

Intentaré centrarme en el mundo laboral, pues este tema a nivel personal es mucho más doloroso de lo que parece… En estos últimos años, donde la competencia ha aumentado y el mercado laboral está tan agitado, he vivido y presenciado situaciones de auténtica supervivencia. Y a pesar de haber tenido tentaciones, siempre me he mantenido firme en la convicción de que si das, recibirás. Y si no es así, al menos lo has hecho según tus creencias y eso te hace ser mejor persona, pues incluso dar sin esperar nada a cambio, te hace mejor, mucho mejor.

Te hablo de derivar proyectos a compañeros/conocidos en el caso de no puedas (o no sepas) desarrollarlos tú, me refiero a ayudar a alguna empresa o colega a buscar un perfil determinado entre tus contactos. Estoy hablando de crear puentes entre personas con tan solo una llamada o un mail para facilitarles la vida cuando a ti a penas te supone un minuto. Y te preguntarás ¿y tú que ganas? Pues gano y mucho más de lo que pueda parecer…

Lo que inicialmente es gratuito, se te devuelve: no siempre en el tiempo y forma que esperas, pero vuelve, créeme.

Te voy a contar 7 trucos infalibles que te harán mejor profesional y persona, ya que en el fondo es indivisible:

– Cuando veas una oferta de empleo para la que no cumples requisitos, pero sí conoces a alguien que los cumpla: pásale la información. Quizás esa persona haga lo mismo contigo mañana, y si no es así, dormirás tranquilo.

– Cuando estés en una sala de espera para ser entrevistado, relaciónate y sé amable con quienes están presentes (siempre y cuando percibas intención por su parte de querer comunicarse). Hace que el tiempo y los nervios se vean de otra forma y nunca se sabe con quién puedes estar hablando.

– Ante un trabajo que no puedas realizar por agenda o por falta de conocimientos, piensa en algún contacto de confianza que pueda hacerlo y ofréceselo. Tranquilo, no estás abriendo la puerta al enemigo, sino creando nuevas alianzas.

– Cuando alguien te pregunte si conoces algún profesional que domine algún tema ajeno a tí, piensa y estrújate bien el coco. Seguro que conoces alguno, y si haces que se conozcan, habrás solucionado el problema de dos personas de un plumazo y de paso, habrás afianzado relaciones.

– Cuando tu “competencia” tenga éxitos merecidos y haga las cosas bien: felicítales, dales la enhorabuena. Eso te honra, y además de mostrar humildad, estás siendo coherente con tus principios.

– Cuando algún colega publique temas interesantes o posts de calidad en las redes sociales: no esperes ni un momento para difundirlo. Si es bueno y lo difundes, tu criterio y tu marca personal, también lo serán. (Esto puede ocurrirte a pesar de que tu colega, sea insoportable…).

– No bloquees a los que consideras “competencia” profesional: deja que todos vean lo que sabes hacer y dales la oportunidad de generar debate. Con ello mostrarás apertura, flexibilidad y, sobre todo, seguridad en lo que haces y la imagen pública que proyectas.

Para finalizar con buen sabor de boca, y a pesar de haber vivido esta situaciones desagradables que comentaba, también me he encontrado con personas maravillosas que me han facilitado participar en proyectos interesantes, que han confiado y han creído en mí. Compañeros que me han recomendado y me han tenido presente en muchas ocasiones, personas con la que se han creado vínculos que van más allá de lo meramente profesional…

A todas ellas GRACIAS INFINITAS!!! Todo lo que he recibido es inmensamente mayor que lo dado. De ahí que crea a ojos cerrados tanto en el refrán de “Manos que no dais, qué esperáis” como en el de “Es de bien nacidos, ser agradecidos”.

 

Publicado en Guest Blogger, Psicología Individual

Haz silencio y escúchate

No sé si te has percatado de ello, pero en ocasiones da la sensación de que conocemos más a las personas con las que nos relacionamos que a nosotros mismos, y eso es porque por distintos motivos estamos más pendientes de sus movimientos que de los nuestros propios.

Las estrellas brillan por ti

9dccea8c2f70d40051b87dce789ff7dcArtículo publicado por Carmen Prada

Hoy no voy a comenzar con ninguna cita, ni de alguien ilustre ni mía propia. Prefiero ir directamente al grano.

Si alguna vez te has propuesto entender los diversos comportamientos de las personas que te rodean, me atrevería a decirte que ¡no lo intentes! Y que conste que no es para desanimarte, pero las personas somos seres demasiados complejos…

Siempre me he considerado una defensora acérrima de pararnos y buscar esos momentos de soledad íntima, con el propósito de hallar en nuestro interior respuestas a preguntas que prácticamente todos nos deberíamos hacer, a la vez que defiendo esta circunstancia como un crecimiento y desarrollo para con nosotros. Soy consciente que llegar a interiorizar en nosotros mismos, y encontrar respuestas que quizá no sean de nuestro agrado, puede llegar a resultar doloroso y en ocasiones difícil de asimilar.

El día a día nos hace olvidarnos…

Ver la entrada original 642 palabras más

Publicado en La Guía Fácil, Relaciones

Tip 6: Asume tu personalidad ¡No temas ser diferente!

La Guía Fácil: 50 tips para Mejorar tus Relaciones” by Antonio Fuentes

indio verde

Algunas personas aprenden las normas sociales como si fuesen tablas de multiplicar, de memoria y de carretilla. En lugar de acatarlas para evitarse problemas de convivencia, institucionalizan su forma de vivir, de actuar, de reir e incluso de sufrir.

Siguen las modas para que nadie ponga en entredicho su estilo de vivir, controlan su tono de voz cuando los demás pueden oírles y lloran, aún sin ganas, si la situación lo requiere…y hay vecinos mirándoles!

Han asumido la Ley Social sin calibrar su significado y avanzarán por ella sin desviarse un ápice. ¡Son presas del “qué dirán”!

¡Libérate del “qué dirán”!

Resultamos especialmente ridículos cuando vivimos obsesionados por el parecer de los demás, cuando nos preocupa más nuestra imagen que nuestra realidad, cuando nos ocupa lo que piensan de nosotros más que en lo que realidad somos y sentimos.

Para liberarnos de la esclavitud del “qué dirán”, que provoca desazón y frena la evolución personal y profesional, lo mejor es aprender a comportarse con naturalidad y, sobre todo, reírse de uno mismo.

Cuando te intimiden las miradas de la gente o sientas que te has puesto colorado como un tomate, busca la parte cómica y disfrútala. Nadie se tomará el trabajo de buscar tu lado ridículo si ya está fuera, si tú eres el primero en reirte con y de ello.

Te invito a disfrutar del siguiente vídeo, realizado para ti con todo el cariño:

La Guía Fácil: Tip 6_Asume tu personalidad

Portada_FB

¿Te ha gustado? Comparte, por favor!

¿Quieres recibir más post como este? Suscribete.

¿Quieres saber cómo puedo ayudarte? Contacta y hablamos.

Saludos y Energía Positiva!